Disturbio – Muy Toxico

DISTURBIO

(Muy Tóxico)

7/10

 

Sigue la evolución que disco a disco está llevando el combo alavés Disturbio. Podemos seguir considerándolos sin pudor una banda de rock urbano con algunos guiños punk en una actitud siempre contestataria. Pero en esta tercera obra el sonido del grupo se tiñe con colores anglosajones tanto en esos toques hard rockeros que adquieren muchos temas como en el rock más directo y macarra que exponen. Relucen por doquier unas guitarras sucias omnipresentes de principio a fin, pero utilizadas de distinto modo para que estos 13 temas resulten variados.

No son ellas las que nos dan la bienvenida, sino una batería pesada que te invita a seguir el ritmo de “Ahora Todo Parece Un Juego”. Uno de los temas que mira al hard rock de forma más clara, con un doble estribillo que lo hace perfecto para presentar “Muy Tóxico”, motivo por el cual considero que está bien elegido para grabar el videoclip que se incluye en el álbum. Esa base de guitarras contundente se desata en “300 Segundos”, mucho más directo. “Silban Las Balas” adquiere una tonalidad más enfermiza y oscura, sin perder la tónica general de unos temas que nacen con la vocación de convertirse en himnos para provocar la comunión perfecta en los directos entre grupo y público.

Son capaces de dar contrapuestas versiones de sí mismos, como en el caso de “Controlado” e “Irrikan Nago”. El primero con un aroma más moderno, escupiendo su mensaje directamente a la cara, y el segundo adquiriendo la esencia del rock clásico merced a la slide que aporta la colaboración de Pedro. En cualquier caso, dos temas que sin darte tiempo a reaccionar saltan sobre ti. Más variedad sigue ofreciendo “No Hay Nada Perfecto”, de nuevo con la guitarra slide, con influencias negras del blues acrecentadas con la inclusión del piano, a medio tiempo. Todo lo contrario que el punkarra “Welcome”, en el que no podía colaborar otro que Evaristo. Seguimos con temas que siguen dejándonos estribillos para cantar junto a la banda como el caso de “Sin Salida”, con un loco comienzo de guitarra solista, y por si después de lo mostrado quedaba alguna duda de las influencias de Disturbio, tanto “Me Ladran Los Perros” como “Érase Una Vez” dejan muestras de su influencia de Barricada, verdadera procedencia de los alaveses, aunque muestren una inquietud que se agradece. Siempre es bueno abarcar más de un palo y no perder tus raíces.

ANTONIO REFOYO

antonio@lamiradanegra.es

 

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Baga-Biga ( www.baga-biga.com )

Formación:

Edorta: bajo y voz

Txiki: guitarra y coros

Iñaki: guitarra y coros

Ziga: batería