Vendaval – Estigmas

VENDAVAL 

(Estigmas) 

6´5/10 

Se sigue regenerando el heavy metal más tradicional en territorio nacional con nuevas bandas que surgen con el suficiente llamativo como para no quedar en una especie de banda tributo con temas propios. Se me vienen a la mente algunos discos que por mis manos han pasado en corto espacio de tiempo con suficiente nivel como para mantenerlos frescos en el recuerdo. Bandas como Leyenda, Alioth, Infamia o Huma son nuevas propuestas dentro del terreno más clásico que están dando una chispa nueva a la escena en la actualidad. Una lástima que otros como Furia Animal o Alabarda ahora mismo no estén funcionando, aunque nos quedan fieles luchadores como Centinela demostrando que en el heavy metal en castellano se están haciendo cosas interesantes y que el problema de la poca consolidación viene más por falta de atención de un mayor número de seguidores que por escasas propuestas entre las que elegir. Dentro de ese conglomerado de grupos, entre los que seguro que se me olvidan más de uno, podemos meter a Vendaval con más heavy metal sin mayores aditivos. Gustarán más o menos este tipo de formaciones, pero lo que es consustancial a todas ellas es la nobleza de ese sonido que tan grande fue en los 80. 

Me queda la duda de saber si Vendaval han pretendido sonar más europeos de lo que el disco termina reflejando, puesto que la producción deja bastante disimulados los teclados. Si pones bien el oído, te darás cuenta de que dejan importantes pinceladas, pero el disco tiende a resultar más guitarrero. “Mares De Cristal” es un claro ejemplo de típica canción de heavy metal, basada en la simpleza de riffs y melodía. No escucharás ningún falsete a los largo del disco, ya que el grupo huye de ese tipo de registros, aunque puedan dejar translucir guitarras y ritmos power en temas como “Mírame”. Los teclados se intercalan con partes muy guitarreras en cortes como “Pecado Inmortal” y, aún sin salir de una muy clásica línea, son capaces de completar un tema como “El Signo De Los Tiempos”, que me parece el más completo de todo el álbum, llegando a enlazar elaboraciones progresivas con una vena rockera mediante el heavy metal que no nos abandona a lo largo de esta hora de duración del trabajo, merced a cuatro bonus track de bastante interés. El acústico de “Pecado Inmortal” es una muestra de delicadeza, con mucha ayuda de las teclas, y elegir las versiones de “Por Piedad” de Luzabel, de “Jerusalem” de Rata Blanca y de “Méxica” de Kraken, me parece una forma de huir de los más típicos grupos influyentes, homenajear a quien también se lo merece y reivindicar el heavy metal tradicional cantado en castellano del que Vendaval cogen el encanto más puro y añejo. Hay continuidad en cualquier estilo del metal, también en el más fiel a los principios. Puede que falte un nuevo grupo que rompa como lo hicieran en su momento Tierra Santa o Saratoga, una obra maestra, pero mimbres hay para un futuro que no se debe dejar morir. 

ANTONIO REFOYO

antonio@lamiradanegra.es

INFORMACIÓN ADICIONAL: 

Sello: Nómadas en Acción (www.nomadasenaccion.com)