MR BIG

MR. BIG

19 – 09 – 09

Barakaldo (Rock Star Live)

MR BIG

La gira de reunión de Mr. Big es la que más expectación ha levantado en este comienzo de temporada. Eso se traduce en ambientes tan sensacionales como el que tuvimos esta noche en la Rock Star Live, prácticamente llena. Pero más que el número de gente, la expectación se palpa en ese hormigueo que pulula en un recinto que acoge una de las grandes ocasiones. Había impaciencia incluso por ver a Mr. Big sobre las tablas y no se hicieron de rogar, porque se adelantaron casi 15 minutos a la hora fijada en las entradas. Hay que tener cuidado con esto, porque hubo quien se perdió el inicio y no pudo vivir temas como “Daddy, Brother, Lover, Little Boy” o “Take Cover”. En cualquier caso, que sepan que la actuación se entonó del todo con “Alive And Kickin´”, cuando creo que ya estábamos todos. No salió el grupo a comerse las tablas, la noche iba a ser larga, fue conectando poco a poco a medida que veía la reacción del público, haciéndose mutuos cómplices de una noche para el recuerdo.

MR BIG
MR BIG

La primera impresión cuando les ves es la de cómo se conserva Eric Martin, con la misma cara de niño pillo de siempre. Su actuación fue aumentando en expresividad y se mostró correcto en el aspecto vocal. Los que parecen de otro planeta son Billy Sheehan y Paul Gilbert. Este segundo creo que esta noche le ganó la partida a su compañero. Su solo de guitarra no es de los de relleno en un set list. Fue largo, entretenido y del nivel de guitarrista al que acostumbra. Al final le acompañó Billy, que ante la doble guitarra que lucía Paul salió con un doble bajo. Con esos llamativos instrumentos en ristre interpretaron otro de los temas destacados de la noche como fue “The Whole World´s Gonna Know”. Por el camino también quedó el solo de batería de Pat Torpey y duelos de guitarra y bajo entre sus compañeros, sin llegar a aburrir y respetando temas como “Wild World” o “Temperamental” que no fueron rotos para el lucimiento particular de los músicos. Para eso utilizaron otros como “It´s For You” en el que Billy, Paul, y Pat hicieron un espectacular juego de voces para explayarse en la parte final del tema. Estuvieron pletóricos también en los coros como quedó demostrado en “Hold Your Head Up”, con un sonido que permitía disfrutarlo completamente.

MR BIG
MR BIG

Poco tenía que hacer Eric Martin para meterse al público en el bolsillo, asi que todos colaboramos cuando nos pidió cantar junto a él después de la interpretación de “Just Take My Heart”, ni qué decir de la aceptación que tuvo el momento en el que algunas parejas aprovecharon para abrazarse y darse un beso. “Green-Tinted Sixties Mind” o “Next Time Around” tampoco faltaron a la cita con el retorno de Mr. Big. Como tampoco faltó la chulería de “Take A Walk” en un momento en el que los músicos ya estaban totalmente convencidos y seguros sobre las tablas. Tras otro de los momentos destacados como fue “Rock & Roll Over”, Billy Sheehan nos brindó su solo de bajo (ya digo que Paul Gilbert creo que brilló más esta noche) para entroncarlo con el tema más virtuoso de su repertorio. Efectivamente “Adicted To That Rush” comenzó a sonar y el público tampoco pasó la oportunidad de cantar el estribillo en uno de los momentos en los que más rugió la Rock Star Live. Un tema lleno de fragmentos instrumentales y técnica, pero con un estribillo pegadizo. Colofón al concierto antes de los bises.

MR BIG
MR BIG

El grupo retornaba muy agradecido y comenzaba a interpretar “To Be With You”, en una onda opuesta a como terminaban con la anterior. Paul Gilbert guitarra acústica en mano haciendo sonar el tema que les hizo famosos a nivel mundial y Eric Martin muy entonado luciendo su voz como en ningún otro momento de la noche. Tras eso “Colorado Buldog” era el contrapunto rockero que nos llevaba a otra despedida de los músicos, pero no tardaron en volver con el potente “Shy Boy” y terminar con la versión de The Who “Baba O´Riley” para redondear el concierto.

MR BIG
MR BIG

Fue un extenso show que deja bien claro que cuando el grupo tiene trayectoria merece la pena prescindir de telonero para ver 2 horas al grupo por el que se paga. Así no sirven excusas y Mr Big no las necesita.

Texto: ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

Fotos: MARI JOSE MARTIN (mari@lamiradanegra.es)