BARRICADA

BARRICADA

05 – 02 – 10

Barakaldo (RockStar Live)

BARRICADA

No podía creerme cuando me soplaron instantes antes de que Barricada asomaran al escenario de la RockStar Live que todas las entradas estaban vendidas. No se respiraba demasiado ambiente previo al concierto y muy pocos habían entrado en la sala. Sin embargo, cuando la banda comenzó no tardó en poblarse hasta llenar el recinto en todos sus rincones. Algunos se perdieron parte de esa presentación completa de “La Tierra Esta Sorda”, ese último trabajo de los navarros basado por completo en la guerra civil española, siempre defendiendo el lado de los perdedores. El caso es que Barricada están viviendo una especie de resurgir tras esa gira conjunta con Rosendo que parece que les está devolviendo a su público más veterano y haciendo captar una adolescencia que se agolpa en las primeras filas. Siempre es señal de vida y cuerda para rato cuando una banda que sobrepasa los 25 años de trayectoria sigue creciendo, tanto en su masa social como en el aspecto musical con ganas de ofrecer cosas nuevas.

BARRICADA
BARRICADA

Y son generosos en el esfuerzo, puesto que en esta gira están ofreciendo un concierto doble interpretando íntegramente “La Tierra Está Sorda” y ofreciendo una segunda parte con una completa retahíla de clásicos de todas sus épocas no inferior a un concierto habitual de la banda. Total tres horas y media sobre las tablas.

BARRICADA

Tengo que reconocer que si el último trabajo está muy bien trabajado y tiene mucho interés para todos, mostrando historias crudas como la realidad oculta de aquellos años de guerra en España, en directo se me terminó haciendo un poco pesado. Tuvo momentos puntuales de verdadera emoción, entre los que la palma se la lleva el acústico “Matilde Landa”, uno de los temas donde El Drogas se desprende de su bajo y con el sentimiento muy visible plasma la dureza de la historia de una mujer bautizada en su contra minutos antes de morir por su propia voluntad, lanzándose de las alturas para evitar ese bautizo. Precisamente la iglesia es uno de los objetivos claros del último disco de los Barri. Como dijo El Drogas, siempre supo la iglesia donde ponerse, lo cual se refleja en “Sotanas”. “La Estancia” o “22 De Mayo” fueron otros momentos memorables, sobre todo esta última narrando un hecho ocurrido tan cerca del lugar de procedencia de la banda. El Boni y El Drogas seguían alternándose las labores vocales, aunque este disco sea mucho más propio de este último, que siempre nos explicaba la historia de estos temas en los que ha trabajado con tanto ahínco.

BARRICADA

Muy grata le debió resultar la sensación de ver que el público se sabía perfectamente los temas, muestra del calado de la obra. Evidentemente no estarían al nivel de los clásicos, ya que también es un disco que se presta más para una escucha atenta, como la que brindó la gente en esta primera parte del concierto, pero “Las 7 De La Tarde” o el single “Por La Libertad” provocaron una asombrosa sensación. Ya digo que otros momentos se me hicieron un poco más pesados, pero sigue siendo esta una iniciativa que merece todo el reconocimiento y el aplauso de todos para Barricada, por su valentía y generosidad con sus seguidores. Manteniendo su estilo han buscado un trabajo mucho más elaborado y profundo de lo habitual, cosa que remarcan en directo con el apoyo a la guitarra, teclado y coros de Iker Piedrafita, para el que debe ser un honor compartir escenario con la banda de su padre Alfredo haciendo, por cierto, un sensacional trabajo.

BARRICADA
BARRICADA

Tras unos minutos de descanso y cambio del decorado, con la batería colocada en el centro del mismo tras hacer desaparecer el teclado, comenzaba la fiesta. Tras una intro que nos llevaba al primer tema de esta segunda parte, “Sean Bienvenidos”, la banda regresó ya como cuarteto. El Drogas aparecía con un sombrero de copa sobre su habitual pañuelo de pirata, unas gafas oscuras y un frac de color rojo como presentador de este circo que ahora comenzaba de nuevo. Eso sí, esta vez las palabras fueron bastante más escasas y lo que el grupo hizo fue dar la continuidad habitual a su concierto. Un tema tras otro hasta 24 haciendo referencia a todas sus épocas.

BARRICADA

Entre todos ellos es de destacar ese “Todos Mirando”, que siendo un tema más cachondo y menos crítico de lo habitual en ellos provoca una eclosión que hace cantar a todos en un perfecto coro, esta noche de 2000 voces. Me parece acertado quitar del repertorio “Solo Quiero Tu Boca” cuando el tiempo no da para más y centrarse en algunos temas del pasado reciente con mucho más aroma a los Barricada clásicos como es el caso de “Sofokao”, después de haber cantado hasta la saciedad junto a Boni que “Esto Es Una Noche De Rock & Roll” y “Objetivo A Rendir”. También me pareció muy destacado el pequeño tramo en que Alfredo toma las riendas de la voz con “Písale” y “Deja Que Esto No Acabe Nunca”.

BARRICADA

En esta tesitura el grupo se encuentra de lo más cómodo dejándonos imágenes memorables con los dos guitarristas unidos frente al escenario, mientras que Enrique Villareal se pasea a su bola con el bajo. Este contaría un chiste feminista malísimo antes de encarar “Tan Fácil”. Para defender a la mujer, mejor nos quedamos con “Mañana Será Igual”, muy apoyada por todos con nuestros cánticos. “Esperando En Un Villar”, “Tentando A La Suerte” o “No Se Que Hacer Contigo” fueron otros temas de la noche antes de que esta encarara su frenética recta final.

BARRICADA
BARRICADA

Y es que los clásicos más conocidos de Barricada llegaban con “Lentejuelas” y “Okupación”, provocando movimiento en la abarrotada sala. La audiencia estaba tan entregada que la banda podía permitirse callar en medio de “Animal Caliente” y que el tema sonara perfecto en las voces de la concurrencia. Así que ya con “En Blanco Y Negro” el micrófono fue colocado directamente mirando hacia el público que tampoco falló en este instante. Tras “Oveja Negra”, también correspondida, con “No Hay Tregua” volvieron a dejar durante un instante al público cantando en solitario provocando la apoteosis. Y para el final quedó “Esta Noche No Es Para Andar Por Esas Calles”, con los miembros del grupo desapareciendo uno a uno del escenario y regresando para rematar con “La Silla Eléctrica”.

BARRICADA

Siguen siendo una banda con un directo descomunal, sobre todo cuando desatan su bombardeo de clásicos, muy entregada a sus fans, que a su vez les adoran hasta entregarse en sus conciertos en cuerpo y alma. Eso se traduce en un poder de convocatoria que ya quisieran para sí otros muchos clásicos del rock de este país.

Texto: ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

Fotos: MARI JOSE MARTIN (mari@lamiradanegra.es)