OHGR – DIMD

OHGR

(DIMD)

2/10

 

Detrás  de las siglas OHGR se encuentra Ogre, frontman de Skinny Puppy que en esta ocasión se ha juntado con Mark Walk para dar vida al trabajo más extraño que uno se ha llevado a los oídos. La verdad que lo de dar vida es un eufemismo puesto que no he escuchado nunca nada más carente de ella. Esto se queda en rock electrónico, es un producto de fábrica total. Y lo de rock lo ponemos porque con esa etiqueta lo hemos recibido, porque llego a tener dudas de que este trabajo llegue a tener sitio en un lugar como éste que visitas.

Le doy dos puntos a “DIMD” (Devils In My Details) y los voy a explicar. Uno por el primer corte “Shhh” en el que encontramos un proyecto de música electrónica al que le puedes encontrar una dirección. Medio por “Eyecandy”, que cuando menos es capaz de mantenerse en pie con unos ritmos potentes. Y otro medio punto por el final “Witness”, en cuya densidad podemos llagar a tocar algo. Y es que en el resto (y son 11 temas en total) de este trabajo me he sentido como intentando atrapar el viento, escurriéndose entre los dedos sin notar ningún tacto. Todo lo que tenemos en este trabajo es una concatenación de sonidos dentro de una estructura repetitiva y machacona que martillea nuestra cabeza de tal manera que podría dejar secuelas psicológicas. Una tortura. La voz que escuchamos es la de Bill Moseley, con experiencia en diferentes facetas en el cine de terror, incluida su participación en películas de Rob Zombie. Pero no canta, solo podrás escuchar una voz filtrada que te habla entre la oscuridad una y otra vez con el mismo tono inerte. Puede que precisamente con imágenes de películas esto tuviera mejor utilidad que escuchado en casa tranquilamente.

Es posible que yo no llegue a comprender lo que Ogre nos quiere soltar en este “DIMD” y, como ocurre con lo que no se comprende, se tiende a pensar que es algo equivocado. Si fuera así, la auténtica mierda sería esta crítica, lo acepto, y no este disco que ofrece no se bien qué estilo de ¿música? Más que arte abstracto me parece el lado opuesto del arte, teniendo en cuenta el talento que poseen muchos de nuestros músicos y el esfuerzo que realizan por hacer música con algo más que unos Pro Tools. Nada es natural en “DIMD”. Si eres capaz de echarle una escucha admiro tu valor y si eres capaz de ver lo que yo no veo cuéntamelo. A ver si me entero de cuál era la tecla que tenía que pulsar además del play.

ANTONIO REFOYO

antonio@lamiradanegra.es

 INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Synthetic Symphony / SPV (spv.de/spvusa.com)

Fecha de edición: 20 de octubre de 2008

Página web: www.ohrg.org