GAMA BOMB + LEGEN BELTZA

GAMA BOMB + LEGEN BELTZA

17 – 11 – 09

Bilbao (Black)

GAMMA BOMB

Fue grato darnos cita este martes noche en la sala Black de Bilbao para presenciar dos actuaciones tan especiales. Por un lado, Legen Beltza retomaban su actividad en directo después de un tiempo en el que poco se había sabido de ellos y, por otro, teníamos la oportunidad de ver cómo se desenvuelven los irlandeses Gama Bomb, que vienen con hambre de conquista internacional. Todo ello se acompañó en este reducido recinto de la presencia de una suficiente cantidad de gente que diera el calor necesario a una noche entre semana, evitando esa incómoda sensación de vacío que nos toca vivir en los conciertos demasiado a menudo.

LEGEN BELTZA

Sin embargo, ese público que enloquecería más tarde con Gama Bomb, se mantuvo algo pasivo con Legen Beltza. Creo que una parte importante de la concurrencia no supo apreciar en su justa medida este reencuentro con una de las bandas euskaldunes de más proyección en los últimos años. Eso provocó que Xanti dejará algún recadito sobre lo mucho que debíamos de haber trabajado ese día, siempre con el sentido del humor por delante, con su habitual txokolate para pedir la implicación del público. En cualquier caso, tanto él como su banda fueron a lo suyo, haciendo rodar esos temas de thrash a los que no les falta personalidad y originalidad como para considerarles presente de esta música. Pudimos comprobar que unos cuantos eran los que se habían hecho kilómetros para ver esta gira desde Cantabria y alrededores, lo que puede explicar que incluso se notara cierto desconocimiento de los temas entre los asistentes.

LEGEN BELTZA
LEGEN BELTZA

Por esa falta de un mayor empuje desde abajo del escenario, el grupo no llegó a cuajar una actuación tan caliente como, por ejemplo, les vimos hace unos años junto a Angelus Apatrida en Bilborock. Aún así, sentir cómo caen cortes como “Satanic” o “Ilunpean”, con una banda dispuesta a vaciarse, es siempre bienvenido. El primer impacto verdaderamente fuerte de la noche fue “Dimension Of Pain”. El grupo tuvo que continuar haciendo el esfuerzo de levantar a un público que guardaba demasiado para más tarde, tan solo un par de metalheads se animaron a acercarse al escenario a mover sus melenas.

LEGEN BELTZA

La ejecución de los temas fue impecable por parte de la banda. Xanti se comunicó en tres idiomas con nosotros, con esa manera tan especial de hablar con la que nadie discute su procedencia vasca. Además es muy expresivo también en lo estrictamente musical. Una pena que el escenario no dejara demasiada movilidad a sus compañeros. El gigante Ekaitz seguro que lo hubiera agradecido para explayarse más en pose con sus conseguidos solos de guitarra. “Meet Me”, “Fuckin´ Dawn”, “Black Storm” y “Cannibalistic” conformaron el grueso central de la descarga, bien llevada por el grupo. Llegando ya al final, la banda nos recordó que hacía más de un año que no tocaban en directo y que para 2010 podemos esperar nuevo trabajo de Legen Beltza. A pesar de todo no se les vio faltos de rodaje, mimaron al máximo esta actuación, y nos presentaron “Vaporized”, un adelanto de lo que encontraremos en el próximo disco. Si los tiros van por ahí, podemos esperar un hilo continuista de lo ya hecho por el grupo, visto como algo positivo, ya que en Legen Beltza siempre encuentras algo que rascar. “Blackstar” fue de lo más atronador y “Legen Beltza” tuvo que haber provocado más reacción en la parroquia. Nos quedamos con otras actuaciones suyas, pero en esta nueva etapa que se abre para la banda os avisamos de que vienen en forma.

GAMMA BOMB
GAMMA BOMB

Gama Bomb provocó repentinamente la locura en la sala. Fue comenzar “Zombie Blood Nightmare” y surgió entre las primeras filas un mosh continuo incansable como la propia banda. La actitud con la que el grupo salió a escena fue indescriptible. Como unos animales liberados en su hábitat dispuestos a disfrutar su libertad. Me tuve que jugar el tipo para sacar fotos, con miedo de no terminar comiéndome el escenario ante los empujones que venían por detrás. No hubo tregua en toda la fase de inicio de la actuación con “Steel Theet” o “Return To Blood Castle”. Gama Bomb no vinieron aquí a promocionar principalmente su tercer y último disco, sino que ofrecieron un compensado repertorio de temas de todos sus álbumes. Chicos listos, puesto que es una banda aún por descubrir para muchos.

GAMMA BOMB

La juventud que poseen sería motivo de envidia para muchos de los grupos consagrados dentro del thrash metal. La aprovechan para soltar toda su energía, sin guardar nada, arremetiendo con cada nuevo tema como si fuera el último de la noche. Iban consiguiendo que los ánimos no se apaciguaran con “Three Witches” o “New Eliminators Of Atlantis”. Con “Hamer Slammer” ya parecía que los frenos no íbamos a necesitarlos, pero tampoco existía ya la palabra miedo.

GAMMA BOMB

Philly Byrne, un tipo genial con una sonrisa constante que disfruta en un escenario como un niño en un tío vivo, nos preguntó si conocíamos la película Robocop para entrar con el cortísimo “OCP”. Un pequeño paréntesis que en seguida quedó en un inciso cuando “Slam Anthem” volvía a poner la directa, sin parar con “Last Ninjas Unite” y provocando un pogo cada vez mayor con “Zombie Creeping Flesh”. Ese círculo podría crecer o disminuir, pero os aseguro que no hubo ni un momento de pausa en la intensa hora de descarga de Gama Bomb.

GAMMA BOMB

El público se implicaba para cantar un tema como “Evil Voices”. El sonido afilado y la velocidad de estos temas fueron infalibles en directo gracias a una banda que supo conectar hasta el punto de sentirnos allí como una gran familia junto a ellos. La complicidad ya era total para continuar con “Hell Trucker”, “Mussolinni Mosh” e “In The Court Of General Zod”. Philly nos preguntó si nos gustaba el thrash de la vieja escuela, a lo que todo el mundo respondió que sí, como es lógico. Tras ello fue “Bullet Belt” el que continuó. Ya daba lo mismo las formas, el caso es que el grupo metiera tralla y allí todo el mundo disfrutaba. Pero todo tiene un final, y más en una noche de martes en la que la organización tuvo la sensibilidad de valorar el horario del metro de Bilbao para que todos pudiéramos volver a casa de forma barata y eficaz. Con “Final Fight” y “Zombie Brew” el quinteto se despedía con pena, porque estaban disfrutando en el escenario con un recibimiento de lujo para lo que muchos grupos tienen que observar hoy en día cuando suben a un escenario. Por eso, sin estar en el set list, la banda todavía nos ofreció “Time Crime”, para el que todavía hubo fuerzas por parte de los fans.

GAMMA BOMB

Uno de esos conciertos que dejan con ganas de repetir desde el mismo instante en el que acaba, a pesar de que el cansancio y los golpes hicieran mella en algún que otro asistente. Dicen que los conciertos entre semana no solo se resienten en la presencia de público, sino que la gente se entrega menos. Pues con Gama Bomb vivimos una excepción, porque a más de uno no le importó ir dolorido a trabajar al día siguiente.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)