CRÍTICA: MOSH – VÉRTIGO

 

MOSH

(Vértigo)

9/10

 

 

Después de dos anteriores discos donde Mosh demostraron en estudio y en directo su explosividad y capacidad para convertirse en un referente dentro del metalcore o simplemente el metal más actual, la banda ha echado el resto en este “Vértigo” para consolidar, y de qué manera, esa realidad que son ahora mismo los navarros. Estamos ante uno de los lanzamientos del año, contundente en sonido y en calidad y sin fisura alguna. El sonido sacado de The Metal Factory Studios con Alex Cappa y Pablo Rousselon es la garantía que necesitaban unos temas por otro lado de por sí se han confeccionado a conciencia tanto en sus textos como en sus estructuras y ejecución.

Y es que la banda juega con un dinamismo dentro de su contundente estilo muy basado en amurallados y rompedores riff que hace que no caigas en ningún momento en la monotonía que puede ocurrir con algunos grupos que se centran en la caña. Aquí vaya que sí la hay, pero a su vez ahí dentro encontramos múltiples destellos en temas que lo mismo te acribillan como el esquizofrénico “Lo Que Quieres” que conjugan un trabajo centrado en el contraste entre la agresividad y la melodía de “Tiembla El Destino”, con un final reafirmando a capella el coral estribillo que es otra pincelada de color para el disco. En ese trabajo de coros hay un toque muy de los gallegos Aphonnic, aunque estemos hablando con Mosh de otro grado de agresividad.

Si la muralla sonora que conforman las guitaras de Gorka Y Bruntxo es fundamental, hay que destacar los cambios de ritmo de Diego desde el bajo y Jorge desde la batería que se amoldan y a su vez contribuyen a modular los diferentes grados de tensión de los temas. Y tenemos a Iñaki en la voz haciendo un brutal trabajo para sacar todo el sentimiento tanto en sus rasgados como en sus registros limpios. Muy hiriente en todo momento, con temas además que llevan en todo caso una clara vocación de himno desde que “Heridas” abre el disco dando rienda suelta a poco más de media hora de brutal intensidad en la que pasa de todo y en la que Mosh nos cuentan muchas cosas de una manera completamente vibrante. “Ahí queda” por ejemplo, la galopada de “Dale Más” o un inconformista “Estamos Muertos”, con hueco para otro destello con la aportación de Rober de Bellako en “No Busques Problemas”.

Y en tu caso lo que no debes buscar, porque no lo vas a encontrar, es que el trabajo pierda fuelle, porque te puedes dejar las cervicales con “Vete”, indagar en el tremendamente versátil “Entre Mis Manos” o un “Viejos Perros” que sigue sacando matices diferentes. Y para diferente el emotivo final con “Química” que supone un melódico cierre a un disco al que dentro de este estilo poca o ninguna tacha se le puede poner.

Es directo y emotivo, lo cual te arrastra desde el principio, pero a la vez tiene muy currados múltiples detalles que hacen que la escucha se vuelva muy entretenida y adictiva, porque no tardarás en darle varias oportunidades para acabar cantando estas canciones mientras le sigues sacando jugo al disco.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Maldito / La Central

https://moshmetalband.com/nace-la-moshers-crew/