CRÍTICA: SAD EYES – vIVo

 

SAD EYES

(vIVo)

8/10

 

 

 

Hay una mente privilegiada en Soria a la hora de confeccionar obras de death metal. Esa mente ya la conocemos bien por aquí y pertenece a Santi González, que con este “vIVo” llega ya a la cuarta obra de su proyecto Sad Eyes. Un disco en el cual él vuelve a ser el artífice, la mente pensante y quien se encarga de composición y guitarras en este disco, contando una vez más con un puñado de colaboraciones que dejan un resultado tremendo, que revisten el esqueleto de la obra, asentado como un pilar muy sólido en los riffs de guitarra de un Santi que en este trabajo ha conseguido un sentido más directo, con temas a cada cual mas aplastante, pero a la vez con mayor imaginación y agilidad en su ejecución.

Fernando Martin y Leo González se hacen cargo de las voces, aportando una variedad de registros que le viene muy bien a una obra que, al igual que en el pasado, nos acostumbra a constantes ambientes cambiantes dentro de este enterramiento en vida que supone una obra de metal extremo despiadada. Las letras las ha llevado a cabo Kike Capilla, aunque entenderlas íntegramente supone todo un reto ante la guturalidad imperante. Esto es metal extremo pérfido en todos los sentidos. Una gozada para amantes de la vieja escuela, aunque no pueda evitar tener un sonido del siglo XXI, que le viene muy bien para distinguir cada detalle de una obra que en cada nuevo rescoldo guarda una sorpresa y donde cada músico aporta un detalle de distinción.

“CO” arranca la obra sin miramientos, dando señas de por dónde van a ir los tiros, con estructuras trabajadas a la par que impactantes y en este caso con solo de guitarra de Jorge Fernández. El trabajo de riffs es de lo más colosal que ha hecho Santi con Sad Eyes, como sigue reflejando “SangVIs”. Es cierto que se hacen claves las colaboraciones, y es que las guitarras solistas cobran vida cuando entran músicos como Josán Martin. Y especialmente este hecho se hace más patente en el siguiente “RIgescVnt” donde aparte del solo de guitarra, Eric Baule ha aportado arreglos a una composición que cobra una agilidad especial.

No te dejaran levantarte del suelo con “AsphyxIa”, con solo de Diego Alonso, e incluso pondrán tierra de por medio con “TVrba”, si cabe más directo y puede que accesible, aunque utilizar esta palabra con algo tan visceral no creo que sea lo más adecuado. Pero es que dentro de la agresividad puede haber una gran riqueza de matices, como bien queda patente con “IctV”, de lo más completo de la obra a mi modo de ver, con aportación en la guitarra de Armando Rubio.  Claro que la obra no desfallece de cara al final con “ElectrIcae” con solo de guitarra esta vez de Miguel Bárez. Un tema angustioso, sensación que siempre ha estado muy presente en los trabajos de Sad Eyes. Es como si una vez ahogado en el pozo más profundo aun pusieran sobre tu tumba pesadas losas, lo que puede representar el sólido final con “PharmacVm” con solo de guitarra de Naga S. Maelstom. Vamos, que no esperes optimismo ninguno, precisamente lo que quiere transmitir una obra que busca removerte por dentro, perturbarte bajo un concepto que viene siendo habitual en las obras de Sad Eyes, el de la compleja mente humana.

Resulta sorprendente la aparente facilidad que tiene Santi González para componer colosales obras de death metal. Cierto que aquí detrás tiene que haber un gran trabajo de composición, pero el resultado es tan fluido y natural, tan espontáneo, que parece que simplemente abriera su mente y dejara escapar un puñado de perturbadas ideas para plasmarlas en un redondo y facturar un death metal que no defraudará a los amantes del estilo tradicional, pero con el impacto personal de cada colaboración para abrir muchísimo un estilo que también se adapta a un presente en el que Sad Eyes está escribiendo grandes páginas.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Necromance Records (www.necromancerecords.es)

www.sadeyes.es