CRÍTICA: CALIBRE ZERO – MUERDE LA VIDA

 

 

CALIBRE ZERO

 

(Muerde La Vida)

8/10

 

Con un título tan explícito este no podía ser más que otro disco de los madrileños Calibre Zero. En sus seis años de trayectoria el grupo ha ido remarcando su estilo y su actitud ante la vida, esculpiendo cada vez más hondo su personalidad. Son tres discos de crecimiento, asentamiento y convicción en unas ideas que quedan nuevamente reflejadas en “Muerde La Vida”. Un título que ya expresa una nueva declaración de intenciones por parte de una banda que cree en sus posibilidades y ante la que nosotros, con tres trabajos de rock & roll, de tesón y de estilo propio consolidado con cimientos de hormigón macizo, solo debemos darle la razón.

Este es un nuevo ejercicio ante todo de actitud. Algo primordial, porque como nos dicen en uno de los temas destacados del disco “Sin Actitud No Hay RNR”. Pues precisamente actitud y rock & roll vuelven a repartir a mamporro limpio Calibre Zero en esta obra, así que no echarás de menos nada de eso. Se trata de un disco que en poco sobrepasa la media hora de duración, pero donde te aseguro que quedarás saciado de riffs de guitarra con agallas, de ritmos aniquiladores, de letras con mensaje y de esa voz de Ricardo Lázaro que a nadie metido en el rock ya se le hace desconocida.

“Muerde La Vida” se hace si cabe más directo que sus predecesores, aunque matizándolo en muchos temas. El propio tema homónimo llega al estribillo ralentizando el ritmo pero, contradictoriamente, nunca produce la sensación de relajarse. El nervio del riff de guitarra que lo sustenta se mantiene vivo durante toda la composición, siendo un implacable comienzo de disco lleno de intención que nos hace ver en la segunda canción que vamos “Sin Freno Ni Marcha Atrás”. El acelerador pisado a fondo sin cortarse en mensajes de la realidad como “El Humo De La Confusión”. Mi tema favorito del disco ya que me parece una expresión muy clara del bombardeo al que nuestro cerebro es sometido diariamente con una información muy turbia. Lejos de quedarnos parados ante ello, Calibre Zero incita al movimiento con “Es Tiempo De Reaccionar”. El sentimiento roquero implica acción e inquietud, lo cual lo expresa la banda perfectamente, especialmente en uno de los temas del disco más vertiginosos. Sin quedarse atrás “Mil Veces Repetirán”. “Volver A Comenzar” es un respiro no exento de esa mala ostia que corre por las venas de esta gente. Preciso y directo al objetivo es “Impunidad”, que señala con el dedo. “Si Yo Creo En Ti” es dedicado a los seguidores del grupo, que deben seguir sumándose al sentimiento puro que emana de esta banda. Y el final del disco vuelve a ser una declaración de principios llamada “Vivir Para Ganar”.

Sus canciones son el fiel reflejo del alma de una banda que no engaña. Rock & roll a tope de potencia compensado con un componente metálico que abre miras. Con ese carácter natural y una buena dosis de valentía marcan un terreno en nuestro panorama musical que se acrecienta en cada disco. Un lugar propio en el rock logrado por actitud y también por unas ideas tan sencillas como claras en las que ellos creen con una firmeza que les hace aún más convincentes.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello. Gaser discos (www.gaserdiscos.com / www.myspace.com/gaserdiscos)