CRÍTICA: SHISHA PANGMA – ORQUIDEA

 

SHISHA PANGMA

(Orquidea)

8/10

 

 

Esta banda bilbaína lleva ya funcionando desde 1999 legándonos con este ya cinco discos de estudio. Se trata de una banda curtida, algo que se refleja en su sonido personal y fortificado. Su hard rock de esencia clásica lo envuelven con un grosor stoner que se refleja desde las primeras guitarras de “En La Piel”. A partir de ahí Shisha Pangma nos brindan en “Orquidea” todo un recital de originalidad en temas que pese a su contundencia y su sonido directo y agresivo, son un exponente de detalles en cada segundo que duran estas canciones.

Todos los temas son potentes a rabiar, con un acople perfecto de los ritmos a los riffs de guitarras, a los solos y destellos constantes y a una voz robusta en la medida que requiere una banda tan cohesionada. A ese patrón responden temas como “Enero”, “El Hombre De Arena”, “Masticando Piedras” o la practica totalidad de unos cortes con las ideas muy claras y bien inculcadas en las mentes de estos músicos. Sin embargo, con ese denominador común, puedes apreciar que cada una de estas canciones responde por si sola a su propia calidad. Se sale un poco de la línea “Eva”, algo más asequible, un tanto más melódica me resulta “Orquidea” y sorprende un final distinto de título “Despedida”, muy profundo, con un trabajo de composición alucinante y que pese a todo lleva impresos casi en el final los tonos más desgarradores a la voz. Donde puedes apreciar con más pausa la cantidad de matices que llevan unos temas que por muy contundentes que te parezcan, tienen mucha carga emocional.

Son cinco trabajos que dotan a Shisha Pangma de un sonido totalmente consolidado. Podrían entrar dentro de la regeneración de bandas de hard rock que experimentamos en nuestros días con todos los honores. Desde luego, no les falta calidad, personalidad, frescura, ideas y fuerza.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: El Garaje / Santo Grial

www.myspace.com/shishapangma