CRÍTICA: REGRESIÓN – SANTA DECADENCIA

 

REGRESION

(Santa Decadencia)

8/10

 

 

La trayectoria jalonada con tres discos de esta banda desde que en 2006 editaran su homónimo debut no puede llevar una linea más estable. A aquel debut con buen pie le siguió un segundo disco que reafirmaba y hacía crecer a la banda bajo el título de “Revolución” y ahora dan un nuevo golpe de nivel con este “Santa Decadencia”. Un disco que confirma que hoy por hoy Regresion es una de nuestras bandas de heavy metal más a tener en cuenta, que sostiene lo hecho anteriormente, con un estilo totalmente definido, y que sube algún peldaño más.

El estilo del grupo ya quedó estabilizado en sus dos anteriores obras, con lo que sus seguidores ya saben que aquí van a encontrar un heavy metal muy clásico, pero con una personalidad que hacen de Regresion un grupo que marca su propio terreno en la escena. Uno de los alicientes del disco es que esta vez se trata de una obra conceptual basada en la historia de una ciudad imaginaria no demasiado alejada de la realidad, por desgracia. En ella ocurren historias cotidianas que Regresion nos expone en estos 10 cortes a cada cual más notorio.

El disco no ofrece punto débil con esa forma de facturar metal que en ocasiones tiende más al hard rock, como en el caso de “Angel De Fuego”, o puede tener la fuerza de un heavy más agresivo como en “Avenida Del Deseo”. A todo esto que encontramos en su desarrollo tenemos que añadir para completar el redondo que se abre con el rápido y directo “Mil Sirenas” y que se cierra con el extenso “Santa Decadencia”, con un toque setentero que hasta ahora el grupo había escondido en sus anteriores obras. Es uno de los temas llamativos del disco, como también lo es “El Teatro De Los Olvidados”, que suena mucho a Queen con ese teclado tan presente al que la banda no nos ha acostumbrado. Serán dos piezas que llamen la atención, no porque haya ni un solo corte de más en el redondo. Los temas donde el grupo afianza su forma de hacer las cosas merecen mucho la pena, siempre con esa predisposición para el directo que ofrecen, muy evidente en “Territorio Animal” y en “Sin Final”, un tema con un guiño más rockero y que incluso en su interior simula la presencia de la banda en un concierto en “Santa Decadencia”, preguntando al público si hay alguien vivo ahí. Ya os digo que este lugar se parece bastante al mundo real. Destacable la colaboración de Frank de Mago de Oz metiendo voces en el potente “Diabólica Trinidad”, al igual que Mariano Muniesa, cronista de la realidad en en el homónimo tema de “Santa Decadecia”.

Con la progresión que ha tenido esta banda, manteniendo una creciente estabilidad en sus tres primeras obras, no me cabe duda de que en otra coyuntura sería uno de los grupos favoritos de muchos heavies. Con una sencillez total plasman discos al gusto del clásico seguidor de este estilo, en los que ni sobra ni falta nada. No hay solos excesivos, pero las guitarras desprenden todo lo necesario, la base rítmica es contundente y la voz, sin tirar de innecesarios falsetes, es todo un ejemplo de buen hacer. Todo ello hace que nos descubramos ante Regresion. Si ya lo habíamos hecho antes ahora lo hacemos con más rotundidad dado que todo lo editado por la banda hasta la fecha suma enteros. Con este tercer paso discográfico en la mano no cabe duda de que los mimbres para tener una carrera consolidada los tienen de sobra.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Santo Grial