CRÍTICA: THE SMOKERS – DIRECCIÓN SUR

 

THE SMOKERS

(Dirección Sur)

7´5/10

 

 

Si “Still Giving” fue como una secuela de “Giving Up”, en este nuevo “Dirección Sur”, que hace la tercera obra de los malagueños, la banda pega un vuelco de timón. No os llevéis las manos a la cabeza los que estabais enganchados a su rock clásico porque el grupo sigue en esa línea con estas canciones, pero el cambio de idioma pesa bastante. Ahora en castellano, no se si por eso o porque les han salido así, los temas me han tardado más en entrar. Es un disco que me ha costado y al que le he tenido que dar varias escuchas para pillarle totalmente el punto, mientras que cuando en su anterior obra nos decían “This Is Rock & Roll”, apenas oír una vez el estribillo, ya se me quedó grabado para toda la vida.

Aparecen nuevas influencias que aun no les habíamos detectado, como puede ser Baron Rojo. Igual es por el idioma, porque es un corte más duro o porque resulta crítico y directo, pero “Crisis” me lo imagino perfecto en la voz de Sherpa. Un tema muy directo para abrir que tiene pegada, pero tienen más gancho los estribillos de “La Vida” y “La Última Apuesta”, bastante más currados que a lo que nos acostumbraron en inglés. Da la sensación que acoplar las letras en castellano a su sonido les ha llevado un mayor esfuerzo.“Perdido” huele mucho a Whitesnake. El estribillo podría cambiarse por el de “Crying In The Rain” y encajaría perfectamente. “Dirección Sur” apunta esas influencias sureñas que hacen honor al título de un disco que transpira guitarra por todos los poros de su piel. El trabajo de la guitarra es incansable y omnipresente, siempre inquieta para seguir aportando vida a temas como “Drop-D” o “La Reina”. “A Contra Pie” pega un golpe sobre la mesa, de nuevo con un tono más critico, continuando con esa dureza en la que el grupo no pierde el gusto por el rock de raíz con “El Mundo A Mis Pies”. Tal vez para no perder las costumbres terminan en inglés con “Keep On” en una onda muy Black Crowes.

“Dirección Sur” hace referencia fundamentalmente al cambio de idioma, apuntando este trabajo a una apuesta del grupo por el asentamiento en territorio español y por indagar, probablemente, en latinoamérica, una vez oteado el horizonte anglosajón con sus anteriores obras. El resultado es un disco que mantiene el nexo con el rock & roll más clásico que te hace identificar al grupo, pero con un aire distinto que de primeras te choca si les venías siguiendo, aunque te aseguro que le pillarás el punto.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Lengua Armada