CRÍTICA: MIDNIGHT ROAD – READY FOR THE FIGHT

 

MIDNIGHT ROAD

(Ready For The Fight)

8/10

 
 

Una de las grandes noticias para el rock aquí en Bizkaia es la que ahora mismo tengo delante. El regreso a la actualidad de Midnight Road con un nuevo disco después de 13 años. La verdad que mantengo tan fresco el recuerdo de aquel “Thin Lines” de unos jóvenes dispuestos a comerse el mundo que la frase hecha de cómo pasa el tiempo es la que se me viene a la mente. Evidentemente, no estábamos ni estamos en los 80 y esto no son Los Ángeles y la repercusión de aquel debut fue la que la coyuntura permitió, pero con unanimidad por parte de todo aquel que les conoció en el buen hacer de una formación impecable en su estilo.

Han pasado los años ha habido numerosos cambios de formación, pero uno no puede dejar de mostrar una media sonrisa en el rostro cuando lo que se encuentra es con un estilo que nos recuerda a lo que sentíamos escuchando su debut. Vamos, que el ADN del grupo parece intacto incluso con cambio de voz y con la peculiaridad que tenía la guitarra de Sergio. Tanto Jon en la voz como Josu en la guitarra le dan a la formación exactamente lo que necesita para que los que mantenemos fresco ese recuerdo del debut nos enganchemos de inmediato a este “Ready For The Fight”.

Aunque teniendo en cuenta que lo suyo es un hard rock universal enganchará a cualquiera que en un sentido amplio disfrute de los clásicos del estilo. Y es que el inicio y final tan a lo AC/DC de “Back In Town” es como para no decir que no. Pero no te engañes que ellos no son clones de  nadie y si sigues adentrándote en el tema verás la versatilidad de la banda, con unos ritmos muy dinámicos y unas guitarras con una elasticidad clave para que el disco ofrezca pinceladas de originalidad.

Si, grupos como Aerosmith, Guns N´ Roses o Mötley Crue se vendrán a la mente a lo largo de temas como “Dirty Tricks” o “Face To Face”. Sonido sin trampa ni cartón, directo y explosivo, con actitud de la calle pero luego con un deje elegante que en algún tema más melódico como “Get Your Way” se deja notar un poco más.

Puro rock & roll es la declaración de principios que da título a la obra. Un tema que predica con el ejemplo desprendiendo lucha y garra por parte de una banda que sabe que toca tirarse al barro para mantener vivo este sueño que, de momento cuando no nos lo esperábamos nos deja otra obra de la que seguimos disfrutando sí o sí. Entiendo que si te gusta el hard rock con todas las letras es prácticamente imposible que no sucumbas ante el gancho de temas como “Road To Death·, con un aire más cálido o un “Voodoo Queen” que es un perfecto single. No nos olvidamos de otro peleón “Welcome To The Revolution” de “When You Smile”, de melodía risueña y feliz.

En general la obra es un ilusionante chute del hard rock de toda la vida, fiel a tope a las raíces pero con una frescura actual que se refleja en la soltura con que la banda hace fluir las composiciones. Temas que, resultando directos y sin sobarlos para nada, tienen una versatilidad no forzada que además de aditivos los hacen muy interesantes Para descubrirlos los que se perdieron la primera época de la banda y para celebrarlo los que a estas alturas ya no esperábamos este regreso. Pero que nadie al que le guste el hard rock de tinte americano tradicional cometa el error de no darles la oportunidad.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Wormholedeath