CRÍTICA: HEX – BEHOLD THE UNLIGHTED

 

HEX

(Behold The Unlighted)

9/10

 

 

El listón estaba muy alto. No en vano ganaron en 2019 el Villa de Bilbao y nos dejaron un segundo largo que sonaba a consagración definitiva como una banda a tener muy en cuenta dentro del metal extremo más oscuro y denso. Sin embargo, aunque ahora nos ofrezcan tan solo tres temas en este EP, uno sigue viendo un crecimiento en Hex. Un paso adelante con tres redondas composiciones.

Puede dejar con ganas de más, pero en los tres temas bañados de oscuridad que la banda nos ofrece hay suficientes detalles como para que no hablemos de una obra de escucha ligera. Le sigo encontrando matices a medida que la vuelvo descubrir. Además, uno queda atrapado en un submundo creado por el ambiente que envuelve a los temas con sutiles interludios creadores de una atmósfera que envuelve todo el disco.

Luego ya nos embriaga la frondosidad agónica y asfixiante de “As Darkness Descend Upon You”. Un tema de más de siete minutos de diferentes cambios de tesitura, como ya nos acostumbraron en su pasada obra. Y es que caer en terrenos cercanos al Doom, cuando no se toca el estilo directamente, no significa que vayamos a caer en una cadencia monótona. Son temas que pasan por ritmos pesados, pero a la vez con mucha agilidad. De hecho, creo que es una base importante en la banda.

Rober en la batería y M. Akerburu en el bajo han sido las últimas incorporaciones. Eso sí, ambos ex miembros de Denial. Tal vez por ello se entienden tan bien, pero también se acoplan muy bien a los otros tres componentes, donde la experiencia de cada uno de ellos se nota muchísimo. Jon (ex Ferosz) en la guitarra solista encuentra el hueco para dibujarnos diferentes figuras en estos abstractos paisajes inhóspitos, mientras que la guitarra de Adolfo (ex Vhäldemar, ex Whaldheim…) es la que tiende el manto de penumbra sobre los temas con cada riff de guitarra, con un vocalista brutal como J. (Virulency, Tomb…), que aparte es capaz de conjugar esos registros guturales sobrehumanos con una tesitura profunda que encaja de lleno en lo que requiere cada momento de las composiciones. Y un buen ejemplo es “Impending Doom Towards Darkness”, el tema más trepidante del disco.

El extenso “…And Thus Spoke Darkness” es el que nos lleva a terrenos más netamente doom, aunque la banda eluda caer en una sola etiqueta. Probablemente de forma natural. La calidad y la imaginación que rezuman hace que las composiciones parezcan crecer por sí solas y albergar el metal extremo de forma más amplia desde un alma atormentada que nos arrastra con ella mientras dejamos la luz atrás.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sellos: Vertebrae, Hecatombre Records, Negre PlanY

Fecha de edición: 24 de marzo de 2022