CRÍTICA: SAMARITHAN – TALES OF DOOM

 

SAMARITHAN

(Tales Of Doom)

8/10

 

 

Samarithan es un proyecto que parecía iniciarse de manera tímida, sin intentar llegar a  ningún puerto más allá de juntar en una pasión por el heavy metal a tres hermanos de los cuales quien más recorrido lleva es Guillero Fernandez (The Name). Pero la química con sus hermanos Carlos (Black Mamba) y Alberto ha hecho que surja la magia y esto adquiera bisos de mayor seriedad con la consecución de este “Tales Of Doom”.

Como vemos en la portada, tanto por imagen como por título esto es un libro abierto. Es decir, que ya te puedes imaginar que vamos a discurrir por la frondosidad del doom. Y es que la propia denominación de la banda, haciendo referencia al clásico de Candlemass es ya una buena pista para que sepas de qué palo van estos músicos. También es sencillo acordarse nada más que entra “The Gates Of Samariah” de los primeros tiempos de The Name, antes de que se decantaran ya de lleno por el castellano, donde contaban con temas bastante más cercanos al doom metal.

Pero Samarithan ya no es que se acerque. Es que es una obra orgullosa de Doom Metal que nos mete en pantanosos terrenos. Eso sí, con la melodía siempre muy presente. La época de Black Sabbath con Tony Martin también me viene a la mente mientras que escucho temas como “Valley Of Pain” o “The Triumph Of Death”.

Las trabajadas composiciones cuentan con una multitud de detalles que recomendaría no perderse a aquellos que dicen que esto del doom se les hace monótono. También ayuda el juego de voces entre Carlos y Guillermo. A Guillermo ya le conocemos las facultades que posee, pero Carlos me ha sorprendido muchísimo, aparte de que tiene un registro que empasta de lleno con su hermano. Esto que ocurre con los hermanos que a veces sin ser necesariamente parecidos siempre hay rasgos que nos hace saber que son hermanos. Pues a estos les ocurre con la voz. Solo tienes que escuchar el dueto de un temazo como “Saturnus” para comprobarlo.

También hay que destacar que su derivación melódica le acerca mucho al gótico. Sobre todo se nota cuando hay mayor presencia de teclados, como ocurre en el cierre de “Across The Moors Of Damnation”, donde se respira un toque más próximo a Paradise Lost, influencia que en The Name, por otro lado, siempre ha estado presente.

Pero no estamos ante un trabajo que copie a nadie. Samarithan ha cogido su propia vida en este submundo del heavy metal. Aunque ha sido grabado con sus propios medios suena muy bien. Incluso le viene bien ese aire retro que parece tener el sonido, recordándome en cierto momento también a grupos como Pentagram. Eso sí, la masterización ha corrido por cuenta de Pedro J. Monje en Chromaticity Studios. Y el resultado es tremendo. Puede que condenado a quedarse en el underground o incluso en su círculo más cercano, dado el carácter familiar con el que ha surgido y se ha confeccionado este “Tales Of Doom”, pero… ¿quién sabe? El nivel de las composiciones, el punto de originalidad  la calidad es tan grande que resulta toda una joya para todos aquellos que añoran este tipo de oscuridad cruda pero melódica, puesto que suele ser habitual caer en terrenos extremos. Pues aquí se respira simplemente añejo heavy metal.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Demons Records