CRÍTICA: INCURSED – AMALUR

 

INCURSED

(Amalur)

8´5/10

 

 

 

Llega este lanzamiento de Incursed con la banda prácticamente envuelta en un periodo de cambios. En 2016 se marchaban del grupo Juan y Narot, sorprendiendo sobre todo la delicada baja de este último, voz, guitarra y miembro fundador de la banda en Aranda de Duero, origen de un grupo que finalmente se ha asentado en Bizkaia. Y prácticamente con el lanzamiento de este “Amalur” se anunciaba la marcha de Asier Fernández, guitarrista del grupo, aunque ha trabajado en el disco aún como miembro de la banda. Sin embargo, en medio de esta tormenta interna la banda ha facturado un tremendo disco de folk metal que mantiene el nivel al que el grupo nos acostumbró en el pasado, con un “Elderslied” que a mí se me antoja como una obra maestra en este estilo que les ponía el listón muy alto. Ahora me encuentro con este “Amalur” donde se unen al grupo de manera sorprendente Lander como voz limpia y guitarra y Mikel en el bajo. Cambia así la tesitura de la banda, ya que Jon Koldo Tera desde el teclado se encarga en este caso de endurecer su registro vocal y gana un protagonismo mucho mayor en este terreno. El caso es que para acallar bocas la banda arranca el disco de una manera muy fuerte y extrema, aunque marcando grandes melodías como es habitual en ellos y con estribillos de los que invitan a levantar una jarra, un hacha, una espada o un martillo, depende del caso.

El detalle de la ambiental intro con texto en euskera nos lleva a un ambiente boscoso y medieval,  dando paso a la épica de “Cryhavoc!”, tema que engancha de arranque, para postreramente seguir en una tesitura muy ruda con “Psalm Of The Accursed”, pero con una línea muy directa. Se han añadido de manera más notable los elementos folk, con la aportación al total de la obra de Javi Rubio de Drakum. Tal vez de esta manera se disminuya la sensación de ampulosidad de su anterior disco, pero todo suena mucho más natural. Por supuesto el teclado sigue siendo clave, pero las guitarras cobran una crudeza  importante.

Directo, pero muy completo, sigue siendo el festivo “Akelarre”, pasando al elaborado y extenso “The Awakening”, que me recuerda en parte a su disco anterior. “Amalur” es un tema en euskera que encaja perfectamente en su estilo, con Miguel Laguna de Aiumen Basoa aportando su granito de arena a la voz. Tema melódico y accesible. “The Slavic Covenant”  retoma el alma guerrera del disco, mientras que en “A Crownless King” es un tema muy especial, con la aportación femenina de Ibone Gómez de Sister Moon y donde repite en este caso con solo de guitarra Miguel Laguna. Todo un ejemplo de dinamismo dentro de un estilo que va mucho más allá de las melodías festivas y las ambientaciones épicas. Hay un despliegue musical impresionante para crear paisajes y generar emociones. Otro ejemplo es “The Hardest And Harvest” que juega con contrastes entre fuerza y delicadeza, mientras que “Zombeer Alcoholocaust” es el tema festivo del disco, cervecero como entenderéis con su solo título y en el que se hace casi imposible no ponerte a botar. Eso sí, el cierre es un himno heavy de guerrero título, “Brothers In Aras”. Y como cierre definitivo un bonus track que no deja de ser todo un temazo como “Fear A´ Bháta”, aunque te recomiendo que dejes rodar el cd porque la pista oculta tiene lo suyo, así como lo que viene después. Un poco de humor después del fragor de la batalla.

El listón estaba alto, y no voy a decir que lo hayan superado, pero sí que mantienen el gran nivel de una banda que es algo más que puro folk metal de tinte épico, es una formación capaz de recrear pasajes de lo más envolventes y de exponer una calidad musical alucinante, independientemente de su orientación estilística.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)