CRÓNICA: BARÓN ROJO + PANZER

BARÓN ROJO

 

BARÓN ROJO + PANZER

Sábado 21 de mayo de 2022 – Santana 27 – Bilbao

 

 

La situación que hemos vivido en estos dos años atrás ha afectado mucho a la cultura, pero al menos en el caso de Barón Rojo ha tenido algo positivo. Y es que en este momento la banda debería haber realizado ya su definitivo concierto de despedida. Después de aplazarlo en alguna ocasión el pasado 28 de diciembre de 2021 la banda anunciaba su canto del cisne sobre el escenario del Wizink Center de Madrid, con un elenco de invitados espectacular. El problema es que por el camino hasta ese final se quedaron colgadas algunas últimas citas en diferentes ciudades, las cuales Barón Rojo ha querido recuperar una vez pasada dicha fecha. Pero es que más allá de eso el grupo sigue anunciando nuevas fechas de un último vuelo al que realmente ya no le ponen caducidad.

PANZER
PANZER

No voy entrar a valorar si esto es engañar a los seguidores o no. Al fin y al cabo ya sabemos cómo funciona este circo y lo poco que vale la palabra en este mundo. Pero cuando faltar a esa palabra es para seguir viendo en activo a una de nuestras bandas míticas tampoco veo inconveniente en que se siga haciendo historia. Luego cada uno podrá elegir lo que quiere hacer cuando haya oportunidad de verles en directo, que a nadie obligan. Y por supuesto, cada opinión es respetable, también la de aquellos que piensan que realmente el grupo terminó con la marcha de Sherpa y Hermes. Aquí cada uno puede tener su razón.

PANZER

También es verdad que en este país somos muy dados a la crítica hiriente con los nuestros. Porque llegaba a este concierto tras unos 6 años sin haber visto al grupo en vivo, habiendo recibido referencias en ese tiempo de lo más negativas sobre sus directos. En mi caso he debido de tener bastante suerte cuando he visto a la banda de los hermanos De Castro, puesto que con sus más y sus menos, siempre me han dejado buen sabor de boca. El grupo siempre lo ha dado todo en escena, con repertorios extensos que generosamente intentan cumplir con todos sus seguidores. Por aquí hemos visto bandas internacionales en un estado de forma bastante peor, sin apenas miembros originales en la banda, incluso después de haber anunciado su adiós y haber seguido, y no creo que se haya criticado de la misma manera. Pero tan solo es un punto de vista. En cualquier caso, las opiniones son libres.

PANZER
PANZER

Antes de disipar la dudas sobre lo que Barón Rojo nos ofrecerían, muy pocos quisieron perderse a Panzer. Si alguien se hubiera dormido desde mediados de los 80 hasta hoy mismo y hubiera visto este cartel recién despertado, probablemente pensaría que se había levantado a la mañana siguiente. Solo que en aquella época jamás se vio a Panzer en Bilbao. Lo recalcaba Carlos Pina cuando preguntaba si alguien se acordaba de la última vez que había tocado Panzer en Bilbao. Pues en 40 años nunca.

PANZER

El halo mítico se podía sentir solo con ver a ambos lados del escenario dos imágenes icónicas, con el caballero de la portada de “Al Pie Del Cañón” a un lado y la imagen de la recordada Ángeles, la abuela rockera que sirvió de portada para el “Toca Madera”.

PANZER
PANZER

Que comenzando a las 19:30 la sala presentara ya un aspecto tan espectacular deja bien a las claras la expectación que había por verles. Y el público demostró ir predispuesto a cantar cada uno de los clásicos de la banda cuando “Toca Madera” arrancaba la descarga. Nada más terminar el vocalista nos daba a elegir el siguiente clásico, que sería “Dios Del Rock”, seguido por “Galones De Plástico”.

PANZER

Tras “No Hay Quien Nos Pare”, con la sala en ebullición, Carlos Pina daba pie a la entrada del mítico “Junto A Ti”, pero el que caería sería “Perro Viejo”, con las gargantas atronando en la sala. La banda alargaría el tema con un pequeño espacio para el lucimiento del Rafael Ramos a la batería, junto al propio Carlos Pina y al bajista Fernando Diaz-Valdés supervivientes de los primeros tiempos del grupo, completando la banda el guitarrista Miguel Ángel Lopez “Cachorro”, que se ha recorrido con su guitarra buena parte de los grupos míticos del rock español.

PANZER
PANZER

Ahora sí llegaría la balada que parecía haberse quedado colgada. El caso es que la banda sonó en ese momento un tanto deslavazada, pero la nostalgia que fluía en el ambiente salvó los muebles. Y curiosamente un Carlos Pina muy pendiente de la hora nos volvió a engañar cuando anunciaba el homónimo tema del grupo cuando lo que empezó a sonar fue “Danza De La Muerte”, dando paso a otro himno como “Caballeros de Sangre” y por fin y ya definitivamente y sin titubeos terminaron con “Panzer”.

BARÓN ROJO
BARÓN ROJO

No creo que fuera ni mucho menos una gran actuación en cuanto a ejecución, aunque no sé muy bien si decir que se acusan los años o es falta de rodaje. No sé cuánto puede estar tocando la banda ahora mismo y eso se puede notar. Pero hay que decir que en este caso la nostalgia jugó un papel importante para que esa magia que solo pueden tener los grupos míticos hiciera que nadie se arrepintiera de ver a la banda por primera vez en Bilbao.

BARÓN ROJO
BARÓN ROJO

Desde que tengo uso de razón vengo oyendo voces que dicen que Barón Rojo deberían retirarse.  Ahí están temas que ya cuentan con más de 20 años de vida como “Cueste Lo Que Cueste”, que acertadamente meterían en la primera parte de este repertorio, para corroborarlo. Pero ante lo que vimos esta noche en Bilbao creo que no está de más que la banda y sus seguidores disfruten de este tramo final de su carrera lo que haga falta, porque fue una gozada darse un baño en estos clásicos con el nivel que expusieron estos cuatros músicos.

BARÓN ROJO

Cierto que la voz cada vez más quebrada de Carlos De Castro no puede aguantar a cierto nivel algunos temas. Sobre todo los que cantaba Sherpa que, pese a quien le pese, fue una parte vital de Barón Rojo que, aun sin estar en la banda, sigue viéndose reflejado en temas firmados por su puño y letra junto al de su mujer Carolina Cortés. Sin embargo, nada más que empiezas a escuchar las guitarras de Armado y Carlos sabes dónde reside el sonido auténtico y genuino que no se ha perdido para nada en todos estos años.

BARÓN ROJO
BARÓN ROJO

Eso sí, el concierto arrancó sin disipar las dudas, lanzándose con el tema que, a mi modo de ver, más cuesta arriba se le hizo a la voz de Carlos como es “Arma Secreta”. Posteriormente la banda estallaría ya con “Hermano Del Rock & Roll” y se vio a una banda muy enchufada. La entrada en el grupo de Jose Luis Morán en el bajo les ha insuflado un soplo de aire fresco increíble. Ha habido muy buenos bajistas en la banda, pero nunca había visto a ninguno que se implicara en el show como este. Canta los temas constantemente arengando al personal y se mueve por todo el escenario transmitiendo una nueva ilusión en la banda.

BARÓN ROJO

La banda es consciente de que Carlos debe dosificar su garganta, con lo que Armando le echa un capote cantando más de lo que solía hacer. Pero en temas con otro registro como el de “Incomunicación” Carlos tiene más sencillo poder cumplir su papel como vocalista. Tema que llegó precedido de “Ali Baba Y Los Cuarenta” en inicio de concierto donde la banda se permitió apostar por algunos temas menos habituales, ya que tras “Herencia Letal” o “Invulnerable” se decantarían por un “Fronteras” que abría aquel “20+” cuya palabra ya han cumplido Barón Rojo, puesto que han pasado 21 años desde su publicación. Y tras ello se acordarían del criticado Tommy Barón con “El Rey Del Pinball”.

BARÓN ROJO
BARÓN ROJO

Pero hay que reconocer que con lo que de verdad se enciende la sala es con los clásicos de siempre. Y a partir de “Las Flores Del Mal” se irían sucediendo uno tras otro con un ritmo de descarga trepidante. Y es que tras “Caso Perdido” llegaría un “Larga Vida Al Rock & Roll” aceleradísimo, sucedido por un “Concierto Para Ellos” en el que prescindieron de la intro de otras ocasiones, dando aún más ritmo a la descarga.

BARÓN ROJO

Pese a contar con 2 horas y media programada parecía que la banda tenía prisa por aprovechar el tiempo. Y es que pocos grupos pueden presumir de tener tantos temas emblemáticos en su repertorio, siendo casi imposible que tras sus actuaciones no eches en falta alguno de ellos.

BARÓN ROJO
BARÓN ROJO

Con el solo de guitarra que precedió a la instrumental “Czardas” Armando permitió que sus compañeros cogieran aire para encarar “Son Como Hormigas”. Lástima que alguien, seguramente no muy inteligente, lanzara un cachi de cerveza al escenario antes de llegar al solo de “Los Rockeros Van Al Infierno”, algo que recriminó con toda la razón Armando antes de presentar a la banda sin perder el buen talante con el resto del público.

BARÓN ROJO

La banda abandonó momentáneamente el escenario, pero evidentemente esperábamos su regreso, ya que faltaban temas que a nadie se le pasaba por la cabeza que no cayeran. Así que retornaron con “Con Botas Sucias”, metiendo un fragmento del “Born To Be Wild” de Steppenwolf. “Satánico Plan” fue precedido de un arranque de guitarra muy blues. Y así pasamos a un tramo de contrastes con temas tan dispares, pero todos ellos clásicos de los grandes, como “Cuerdas De Acero”, “Hijos De Caín”, “Resistiré” y un “Siempre Estas Allí” que a medida que pasa el tiempo emociona más. Porque no cabe duda de que el final de una carrera siempre está más cerca, aunque ahora mismo estemos hablando de un último vuelo al que la banda no le haya puesto un tope.

BARÓN ROJO
BARÓN ROJO

Lo que no sería este es el final de la actuación, aunque algunos lo dábamos por hecho. Es de hecho un tema ideal para acabar aunque sea una balada, pero deja un poso en el interior que te hace irte con un nudo en la garganta. Pues después de unos instantes de incertidumbre comenzaron a sonar los acordes de arranque de “Barón Rojo”, cuando ya habíamos empezado a mencionar entre los amigos qué temas echábamos de menos. Pues de la lista quitaríamos este y “Chica De La Ciudad”, que sí que sería el que cerraría este último vuelo de Barón sobre Bilbao.

BARÓN ROJO
BARÓN ROJO

Aun así y pese a la larga duración del concierto, por supuesto que siempre hay canciones que se echan en falta. Algo que lejos de ser una crítica es un halago a la gran colección de canciones que nos han dejado Barón Rojo. Canciones que visto lo visto esta noche en el escenario de Bilbao no nos importaría absolutamente nada volver a disfrutar en un próximo vuelo, último o no.

Texto: Antonio  Refoyo (www.lamiradanegra.es)