CRÍTICA: TROUBLE IS – WHOLEHEARTED

 

TROUBLE IS

(Wholehearted)

8/10

 

 

Desde tierras danesas recibimos este debut de una sorprendente formación que impresionará a los amantes del blues y el hard rock de tinte setentero y elegante a partes iguales. Si te gustan artistas como Joe Bonamassa, John Mayer o Philip Sayce presta atención, pero tampoco les dejes pasar si añoras la esencia de bandas como Led Zeppelin o Deep Purple.

“California Dream” es un blues de aire setentero que incita a las palmas que finalmente aparecen. El aire sureño de “Came To Stay” resulta de lo más acogedor. “Daytona” es más lisérgico y elaborado. “Give It To Me” recupera el ritmo, más hard rockero, viraje hacia el rock sureño con inclusión de piano y luego final a tope con un ritmo trepidante y un estribillo que lo cogerás desde la primera vez que lo escuches. Un riff acompañado de teclado que hará las delicias de los seguidores de Purple abre “Here We Are”, un tema de gran actitud y con un estribillo para alzar el puño. De nuevo muy setentero, con fusión de teclado y guitarra arranca “Kiss The Sky”, este en un tono más ambiental, pero igualmente muy purpeliano, como lo sigue siendo “Last Chance”, con un ritmo mucho más vivo. “Walking My Style” tiene un toque muy Hendrix para cerrar el disco, casi enlazando con el toque del riff de inicio de disco, otro destello de gran guitarrista por parte de Mathias Heibøll Østlund, que aparte se encarga de la voz, conformando un fantástico dúo con el batería Poul Valdemar Prahl. Ambos desarrollan un gran nivel en esta obra.

Una obra completamente recomendable para amantes del hard rock setentero y del blues rock, con un abanico muy amplio de cualidades desarrollado entre temas que van desde partes atmosféricas hasta cortes mucho más directos y accesibles, con gran variedad de matices y un gran desarrollo, sobre todo si te gusta ver volar una guitarra libre.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Target Records

Fecha de edición: 6 de agosto de 2021