CRÍTICA: XTASY – EYE OF THE STORM

 

XTASY

(Eye Of The Storm)

8´5/10

 

 

Xtasy vuelven a bordar un excelente trabajo de hard rock melódico, el tercero en su carrera. Si cabe dando un empuje más internacional a la banda con su fichaje por el sello Metalopolis Records llevando a cabo la composición y preproducción del disco en febrero de 2019 junto a Erik Märtensson en Suecia que también se ha encargado de las mezclas y el masterizado en los estudios Mass Destruction de Sölleron en Suecia. El álbum se grabó en los estudios R81 de Noain (Pamplona) entre marzo y junio de 2019.

El álbum vuelve a contar con un puñado de temas de hard rock melódico donde la personalidad de la banda es cada vez mas remarcada con Silvia asentando mucho más su registro vocal. Compositivamente hablando estamos ante un disco completamente fiel al hard rock melódico, estilo que defienden Xtasy con un nivel de calidad que debe ser garantía como para que cualquier amante del estilo sucumba una vez más ante ellos.

Cada uno de los cortes del disco podría ser un single dada la efectividad de cada uno de sus estribillos. No es que compositivamente nos vayan a sorprender, pero sin embargo saben medir sus fuerzas en cada uno de los cortes para ofrecer diferentes tonalidades.

El arranque de “Die Young” es arrasador, con una pegada en base rítmica que funde la sensibilidad propia de su estilo con una contundencia que te hará levantar el puño. Se te quedará grabado para siempre el estribillo de “Play With Fire”. La calidad de la banda en el plano instrumental era bien sabida, pero creo que hay que destacar en este trabajo el salto de Silvia. O al menos su voz ha salido muy bien parada de la producción, como bien se refleja en un redondo en cuanto a melodías “Eye Of The Storm”. Si bien este es un ejemplo que se podría hacer extensible a todo el disco.

El ritmo constante de “Perfect Strangers” hace que no pares de mover el cuello. Un tema que refleja perfectamente el estilo clásico de la banda, pero a la vez con ese cariz moderno que por otro lado la producción le da al disco. “Welcome To My World” relaja la escucha explorando otros detalles y metiéndonos en una sugerente ambientación. Mucho más explosiva es “The War”, de nuevo ejemplo de melodía y fuerza, con una claridad de ideas que hace sencillo escuchar algo que, por otro lado, está muy bien ejecutado. “Flesh & Blood” no deja decaer el nivel del disco, de nuevo con otro tema de memorable estribillo.

“Crashing Down” se mete en unas tesituras más reposadas, con la voz entrando en registros más graves de entrada para luego ir sacando más matices. Y la factura de temas de gran nivel es inagotable como sigue demostrando “Nowhere To Run” o el siguiente “The Clock” antes de terminar con un completo “Silent Heroes”, que cierra el disco en un ejercicio de progresivo aumento de intensidad.

Un disco nuevamente magistral que no se sale del estilo que ellos enarbolan, precisamente lo que hace valorable al máximo este trabajo tanto para los que ya les siguieran como para los amantes del hard rock melódico en general. La producción moderniza y actualiza un estilo que bebe de los clásicos, colocándose como una de las bandas más recomendables para los apasionados de estos sonidos.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)