CRÓNICA: JOSE ANDRËA Y URÓBOROS

 

JOSE ANDRËA & URÓBOROS

8 – 02 – 20

Vitoria-Gasteiz (Urban Rock Concept)

 

 

No es que Jose Andrëa Y Uróboros sea de los grupos que más se dejan ver por nuestros escenarios. De hecho, si no me equivoco esta era la primera vez que la banda comandada por el ex vocalista de Mägo De Öz pisaba suelo vasco. Y lo hacía en la ya mítica Urban Rock Concept donde podríamos ver al alcance de la mano a uno de los grandes cantantes de nuestra música, acompañado por músicos que en cuanto a currículo y calidad no le van a la zaga. Personalmente di buena cuenta de las sensaciones que en el Z! Live zamorano de 2018 me causó a las 3 de la madrugada la formidable descarga de este grupo que hoy teníamos en la Urban, con lo que la cita me pareció interesante.

Entonces, sin esperar nada, me llevé una grata sorpresa que ponía el listón muy alto para la siguiente y he de reconocer que en esta cita en recinto cerrado no se igualarían aquellas sensaciones. No es que la banda cuajara una mala actuación, pero puedo dar fe de que el grupo y el propio Jose Andrea pueden dar mucho más de lo que ofrecieron esta noche. Y eso que sus seguidores salieron visiblemente satisfechos de lo ofrecido por la banda.

El concierto venía marcado por algunas circunstancias, como la sustitución en el violín de Santiago Vokram por Mercedes Olmeda de Ignis Anima. Una mujer que desempeñó una gran labor en los temas que se tuvo que aprender de la manera más rápida y a la que el vocalista, en su nombre y en el de toda la banda, no se cansó de agradecer y de reconocer. Merecido a todas luces.

Ahora bien, la banda se tuvo que quedar algo corta de repertorio, como demuestra el hecho de que como bis repitieran el hit de Mägo “Quien Quiera Entender Que Entienda”. Sin embargo, me pregunto yo por qué no tirar de algunos temas de pasados discos que no necesitan violín como “Resurrección” que se ha convertido en uno de mis favoritos y que me parece muy significativo de lo que Jose Andrea está haciendo en esta etapa de su carrera fuera de la banda con la que se diera a conocer al gran público.

Es verdad que vienen presentando un disco como “Bienvenidos Al Medievo”, donde Jose Andrëa Y Uróboros se han decantado por orientarse hacia un folk que le puede acercar un poco más al público de su antigua banda, pero creo que en sus anteriores discos hay material sin ese elemento en el que han dejado plasmado un gran resultado del que podían haber tirado.

La otra ausencia llamativa era la de Jose Rubio, en cuyo puesto hubo un buen sustituto como Manu Acilu (Nocturnia). El resto de la banda son veteranos con la experiencia de Chino en la otra guitarra, Teto Viejo en la batería, Peri en el bajo y Kiskilla en el teclado. Calidad asegurada en cada uno de los puestos para secundar la voz de Jose Andrea.

Una voz que de entrada se quedaría un poco baja. No sé si porque no le habían dado todo el volumen preciso, ya que él no dejaba de pedir que se subiera la voz por monitores, o porque él mismo no tenía su mejor noche. El caso es que si bien el arranque tuvo mucho nervio y la gente le acompañó con “Matar Al Rey”, “Una Fábula De Mi Y Yo” y “Allá Donde Tú Estés”, no creo que el vocalista luciera a nivel que realmente puede dar.

El ritmo de la descarga se rebajó con “Vanidad”, tan solo un respiro para el que se convirtió en el tema insignia de la noche, “El Que Quiera Entender Que Entienda”, que disfrutaríamos en dos ocasiones con pulla previa contra VOX, y en ambos casos con la colaboración en la flauta de un chaval vizcaíno llamado Jose, al que ya vimos hace tiempo colaborar con Lépoka en Bilbao y que parece especializado en subirse a los escenarios con los grupos de folk rock a los que sigue. Ejemplo de cercanía y amistad también por parte de la banda, que en este ambiente se permitirían incluso en un momento dado felicitar el cumpleaños a una amiga con invitación a subir al escenario incluida.

Entre otros temas de cosecha actual con Uróboros llegarían más referencias a Mägo de Öz .Con extenso solo de guitarra de Chino y luego el vocalista gustándose casi a capela daban entrada a “Requiem”. Y aquí sí que vi a José más entonado. El tema se enlazaría a “Jesus De Chamberí” y “Astaroth” y a la larga sería el momento más brillante de la descarga, siempre bajo mi percepción. Extenso tramo en el que la banda emocionó captando ese halo mágico de unos temas con un poso legendario.

Otros como “Agua Y Fuego” y “Bienvenidos Al Medievo” pueden tener la fuerza para convertirse en clásicos si esta historia sigue recorriendo camino, ya que el público respondió con ganas ante ellos. Y el que sin duda es un tema con esa fuerza es “Para Que Nunca Amanezca”, de su anterior ·”Resurrección”, cuyo efecto en directo es digno de destacar.

Creo que se les podría pedir algún tema más de esta nueva etapa, y no necesariamente canciones de Mägo De Öz que alguno aun esperaba escuchar cuando el vocalista preguntaba qué tema queríamos escuchar como bis. De hecho fue curiosa la reacción de Jose ante alguien que pedía fiesta pagana, mandándole fuera de la sala en tono sarcástico. Está muy bien que hayan quedado en el recuerdo del personal algunas canciones clásicas de Mägo De Öz grabadas a fuego con su particular registro y que no se olviden en los repertorios de Jose Andrëa Y Uróboros, pero también considero que hay que valorar mucho lo hecho en sus trabajos tras separar los caminos de la que fue su banda.

Pese a que prescindir de la marca comercial de su antigua banda deja mucho público al margen de lo que actualmente está haciendo Jose Andrea, considero que con Uróboros ha reivindicado que ni quiere ni tiene por qué vivir de su pasado. Ahora bien, se de buena tinta que en directo puede estar a día de hoy a mayor altura que esta noche.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)