CRÓNICA: IN THOUSAND LAKES + BLACKHEARTH

IN THOUSAND LAKES

 

IN THOUSAND LAKES + BLACKHEARTH

20 – 12 – 19

Potugalete (Sala Groove)

 

 

Cita importante con dos bandas vizcaínas de diferente estilo y andadura dispar que nos hicieron vivir una gran noche de metal en la Groove de Portugalete. La veteranía de In Thousand Lakes, banda pionera del death melódico en Bizkaia se daba la mano con una banda novel, aunque con experiencia en sus  integrantes, como Blackhearth.

BLACKHEARTH
BLACKHEARTH

Se esperaba con expectación la actuación de Blackhearth, ya que desde la edición hace meses de su primer y homónimo trabajo no se habían presentado sobre un escenario. Algo que viene siendo tónica general en una banda fraguada a fuego lento, gestada hace ya una década, pero prácticamente en estado latente hasta este debut. Finalmente con la incorporación de grandes músicos vizcaínos uniéndose a los pilares del proyecto Asier Larrea en la batería y Alex Hernández en la guitarra se ha podido sacar adelante una interesantísima banda de oscuro, clásico y progresivo heavy metal.

BLACKHEARTH
BLACKHEARTH

No pudieron disimular ciertos nervios en este primer concierto, sobre todo patente en los miembros fundadores mientras que por otro lado se dejaron notar la tablas de gente con la experiencia de Jorge Sánchez en el bajo, al que se le nota habituado a pisar los escenarios con otras formaciones; y Alain Concepción, que salió a escena portando un libro con las letras de sus canciones, haciendo un poco de espectáculo con ello colocándolo sobre un atril en el cual también colocaría una soga con el nudo de la horca, en referencia a la misteriosa casa de la portada del disco. Un caserón real que se encuentra en el Durango natal de Blackhearth.

BLACKHEARTH
BLACKHEARTH

Pese a que se pudiera dejar notar cierta falta de rodaje como grupo, la dupla de guitarras de Alex con Endika Ortega fluyó de gran manera, con unas aportaciones de teclado muy brillantes a cargo de Julio Veiga, fundamental tanto en el desarrollo de los temas como en la ambientación que generan estas canciones.

BLACKHEARTH
BLACKHEARTH

La banda presentó los siete temas de su debut en diferente orden al que aparecen en ese disco, con un punto álgido en el homónimo “Backhearth” en el que Alain apareció portando una vela cuya cera dejaría caer sobre su brazo. No sé si necesitaría sentir un poco de dolor para sacar a relucir esos registros espectaculares en la que a mi modo de ver fue la mejor interpretación tanto suya como de la banda en general. El vocalista, con una carrera en solitario ahora tendente hacia otros sonidos, no se ha olvidado de cantar heavy metal. Cierto que, como ya hiciera en estudio, sale de su zona de confort no sin cierto riesgo sorteado de forma desigual, convenciendo bastante más en directo.

BLACKHEARTH
BLACKHEARTH

En cualquier caso poco reparo se le puede poner a sus cualidades vocales, al igual que a la actuación  de un grupo que de habituarse  a tocar en directo podría ofrecer aun mucho más de lo que ya vimos y tanto gustó al personal en esta ocasión. Tan solo un sonido algo mejorable, con un acople que tuvo a la banda en algún momento un poco incomoda, podríamos poner como hándicap a una actuación que nos deja con ganas de volver a ver al grupo en directo. Esperemos que con el fichaje por Sliptrick Records la banda encuentre una salida internacional que por calidad e interés musical merecen y que eso ayude a que no haya que esperar tanto para seguir viéndoles arriba de los escenarios.

IN THOUSAND LAKES
IN THOUSAND LAKES

No alcanzo a comprender por qué una banda con la trayectoria y el nivel de In Thousand Lakes no es más reconocida a todos los niveles, pero sobre todo en su propia tierra. Y esta actuación me volvió a convencer de que el grupo merece ese reconocimiento. La banda nos dio todo un recital de death melódico, descargado con fuerza con un sonido favorable y prácticamente sin un defecto apreciable en ejecución, un repertorio que nos llevó por un repaso a su trayectoria, incluido algún tema de los años 90, demasiado fugaces para ellos, pero en los que dejaron una gran huella tras su separación prácticamente habiendo recién editado su debut “Lifeless Waters And Forgotten Land”.

IN THOUSAND LAKES
IN THOUSAND LAKES

Ahora mismo la banda, tras el más reciente cambio en el puesto de vocalista, con la entrada de Oscar Del Val, compañero del batería Javi Martínez en la banda hermana Dormanth, funciona como una auténtica apisonadora, donde aparte de por su músculo destacan por un buen trabajo a nivel técnico. Aparte de eso han encontrado en Oscar a un vocalista que se entrega en cada tema, que sabe interactuar con el público y que posee un registro brutal que encaja como un guante en una banda que a nivel instrumental no se aleja demasiado de una banda de heavy metal tradicional.

IN THOUSAND LAKES
IN THOUSAND LAKES

Queda patente de entrada con “Murder Castle”, perteneciente a su reciente EP “Evolution”, que presentaban esta  noche. Pero Oscar también se sentiría muy cómodo en los temas registrados por su predecesor, como pudimos apreciar en “Death Train”, acabando por hacer una actuación junto con la banda impecable.

IN THOUSAND LAKES
IN THOUSAND LAKES

Los galones de los miembros fundadores Javi en la batería y Jokin en la guitarra no impiden un muy buen acoplamiento con Bittor en la otra guitarra y con Emilio en el bajo. Y es que desde la base la banda ya va muy acoplada algo clave para que la actuación saliera tan rodada como salió.

IN THOUSAND LAKES
IN THOUSAND LAKES

Siguieron apostando por temas de su época mas reciente que ya suenan a clásicos como “Martyrs Of Evolution” o “Scaffold”, pero recordando algún vejo tema como “Tears For A God” que con ironía Oscar presentaba como una balada de los 90, cuando se hacían baladas. Esta enlazó muy bien con el veloz “Proteus” de su nuevo disco, celebrando que a esas alturas el triunfo ya parecía imposible de escaparse con la versión de Carcass “Keep On Rotting In  The Free World”, pero cerrando con dos temas de su más recuente obra como “NWO” e “Into The Mirror”, con los que la banda deja meridianamente claro que en el presente están viviendo un momento dulce como conjunto con un funcionamiento impecable.

IN THOUSAND LAKES
IN THOUSAND LAKES

Eso sí, los años no pasan en balde y no estaban por la labor de brindarnos otra más, algo que se solicitaba por parte del personal. Una de las mejores señales de que todo ha ido bien es terminar un concierto así.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)