CRÓNICA: RIOT V + S.N.AK.E

RIOT V

 

RIOT V + S.N.AK.E

12 – 11 – 19

Vitoria-Gasteiz (Urban Rock Concept)

 

 

He visto en varias ocasiones a Riot con Mark Reale en vida y con diferentes vocalistas sin que jamás me hayan decepcionado. Pero tras el fallecimiento del líder y único miembro de la formación original en la banda, no podía imaginar que la banda entrara en una etapa tan fructífera como está siendo la que vienen atravesando desde que en 2012, con mucho respeto por la pérdida de su líder, iniciaron cambiando su denominación a la de Riot V como punto y seguido a su historia.

S.N.AK.E
S.N.AK.E

Bien lo demuestran sus lanzamientos más recientes “Unleash The Fire” y “Armor Of Light”, ambos defendidos en medio de un repertorio extenso donde no faltarían los grandes clásicos de la formación ante una sala con un gran ambiente pese a estar inmersos en un lluvioso martes a la noche.

S.N.AK.E
S.N.AK.E

Abrirían para ellos los murcianos S.N.A.K.E. Una banda de hard rock muy tradicional con dos discos editados como son “Rock Evolution” y “Only One Flag”, que a tenor de lo expuesto sobre las tablas esta noche cuentan con canciones más que apetecibles para los amantes del estilo. Además ellos los brindan en escena con una total entrega que busca captar la atención de todos los que se acerquen a uno de sus conciertos, no dejar a nadie indiferente y contagiar ese entusiasmo. Algo que consiguieron.

S.N.AK.E
S.N.AK.E

Para ello cuentan en sus filas con un gran frontman y vocalista como Franco Troisi, que animó muchísimo el cotarro, sabiendo desenvolverse en escena rodeado de un bajista y un guitarrista que tampoco se están quietos. Este último con unas poses muy Malmsteen, aunque estilísticamente la banda vaya por otro lado. La banda mostró una gran actitud para insuflar una nueva fuerza al estilo sin perder las raíces. Merecen la mención como mucho más que una banda que cumpliera el expediente de telonero, resultando dignos de ser tenidos en cuenta y no perderles la pista.

S.N.AK.E
S.N.AK.E

Lo de Riot V se convertirá en un recital digno de una leyenda como ellos. Una leyenda que bien podría estar a la altura de esos grupos que provocan una inusitada fiebre cada vez que se anuncian giras en unos grandes estadios a los que su popularidad injustamente no llega. Al fin y al cabo son unos pioneros que iniciaron su carrera en los años 70 con álbumes que dejan entrever un estilo incluso adelantado a su época. Sin embargo, nunca encontraron una escena que les arropara para despuntar. Eran una banda americana que tal vez influyera más a este lado del charco, quedando tal vez entre dos tierras, algo que a nivel promocional han podido pagar.

S.N.AK.E
S.N.AK.E

El caso es que sus grandes discos y canciones están ahí para los anales de la historia más brillante de nuestra música y el grupo que ahora mismo con la denominación de Riot V se sube a los escenarios es mucho más que solvente no solo para defender el legado, sino para sentirlo con la misma autenticidad que una banda que tuviera en su seno aun a buena parte de los miembros originales. El hecho de haber sido una banda acostumbrada a cambios desde siempre puede que también haya hecho que no pierdan la credibilidad, como suele ocurrir con otros grupos. Y cada componente actual cumple una función en la banda absolutamente encomiable para aportar su personalidad sin meterse en el papel de nadie y a la vez mantener viva la esencia de estas canciones.

RIOT V
RIOT V

Mike Flyntz en la guitarra está empapado de los años que lleva en la formación  tocando muchísimos años al lado Mark Reale. Pero es que la más reciente incorporación a la otra guitarra de Nick Lee también desempeña un inmenso papel, aportando el nervio de un guitarrista más joven. Quien más años lleva en la banda es el bajista Don Van Stavern, que no se alejaría mucho de una botella de tequila que compartiría con las primeras filas, mientras que en la batería el experimentado Frank Gilchriest es una locomotora incansable. Papel aparte y destacado para el vocalista Todd Michael Hall, con un registro ideal para la banda que modula a su antojo levantando admiración, tanto por registro como por capacidad. Los músculos que luciría en la parte final del  concierto al quitarse la camiseta también los tiene en una privilegiada garganta.

RIOT V
RIOT V

“Victory” arrancó el concierto dejando patente que no se quieren convertir en un mero homenaje a sí mismos, sino que tienen potencial para aportar buenos nuevos temas, como este recogido en su más reciente obra “Armor Of Light”, pero es que a las primeras de cambio ya estamparían el cásico himno “Flight Of The Warrior”. Un aperitivo en cuanto a temas de un “Thundersteel” que sigue siendo eje fundamental de su repertorio.

RIOT V
RIOT V

Pero no quisieron abandonar la nueva etapa con temas de su anterior “Unleash The Fire” como “Bring The Hammer Down”. Reivindicaron una gran obra, en su día un tanto experimental que deja bien a las claras que su pureza metalera no va reñida con la aportación de los destellos que se registraron en aquel “The Privilege Of Power” del año 90. Eso sí, tanto “On Our Knees” como “Metal Soldier” entran de lleno en la línea tradicional de la banda dentro del torbellino imparable en el que ya se había convertido la actuación y que tampoco se iba a frenar con “Fall From The Sky” y “Restless Bleed”.

RIOT V
RIOT V

Y qué decir del clásico coreadísimo “Johnny´s Back”, todo un subidón que tuvo su continuidad en “Storming The Gates Of Hell”. Un pequeño respiro nos dio la intro guitarrera de “Bloodstreets”, sembrando el terreno para que entrara en su tesitura más tenue la voz de Todd Michael Hall para estallar definitivamente en uno de los temas más celebrados de la noche; enlazado sin apenas tiempo para una ovación que iba a ser atronadora, con un festivo “Take Me Back”.

RIOT V
RIOT V

Una de las claves de las buenas vibraciones que transmite en la actualidad la banda es que defienden en directo con el mismo entusiasmo los nuevos y los viejos temas. Da igual que nos vayamos a épocas de las que no quede nadie en la formación. Se respira la fidelidad al espíritu de toda la trayectoria de la banda cuando el grupo nos ofrece temas tan añejos como “Don´t Hold Back”,  “Altar Of The King”, que pudimos apreciar cómo engarza pese a la diferencia de años con los tema recientes, “Angel´s Thunder, Devil´s Reign”.

RIOT V
RIOT V

La recta final la encaraba “Magic Maker”, pero ya se lanzaría completamente desenfrenaba cuando Don Van Stavern Alzaba su botella de tequila para indicarnos que llegaba “Swords And Tequila”, seguido por dos tremendos temas como “Warrior” y el emblemático “Thundersteel” con el que la banda abandonó el escenario con el público honrando el nombre de Riot.

RIOT V
RIOT V

El regreso a escena con todo ya ganado llegaría con el clásico de su “Fire Down Under” de 1981 “Outlaw”, cuyo ritmo aun tengo metido en el cuerpo. Aun guardaban en la manga un as de “Thundersteel” como “Sign Of The Crimson Storm” y cuando ya parecía que podían poner el punto y final se arrancaron con un rockero “Road Racing” de aquel fantástico “Narita” aun de la década de los 70.

RIOT V
RIOT V

Repertorio, entrega, calidad de la propia formación y todos los ingredientes necesarios puestos sobre un escenario para que cualquier seguidor de Riot o del heavy metal en general, salga con una sensación difícilmente mejorable.

Antonio Refoyo (antonio@lamiradanegra.es)