CRÓNICA: THE CHRIS SLADE TIMELINE

 

THE CHRIS SLADE TIMELINE

6 – 10 – 19

Vitoria-Gasteiz (Jimmy Jazz)

 

 

Chris Slade fue batería de AC/DC durante un lustro que comprendió trabajos como “The Razors Edge”, los directos “Live At Donington” y “Live” y el single “Big Gun”. El regreso del mítico Phil Rudd lo sacaría de la banda australiana a la que regresaría en 2015 para la gira de “Rock Or Bust”, siendo oficialmente el batería de AC/DC hasta el día de hoy. Un hombre que a sus casi 73 años se conserva en una forma espectacular y que con esta gira prometía un repaso a grandes canciones de la banda que le ha hecho más conocido como de otros músicos con los que ha trabajado.

The Chris Slade Timeline brindó una buena fiesta marcada fundamentalmente por los temas de los australianos, los más celebrados por el público, pero entre tanto hubo algunos temazos de órdago que también merecen una mención especial. De hecho, merecería más espacio si hablamos de la carrera del batería en Manfred Mann´s Earth Band a los que llegó tras haber trabajado ya con Tom Jones en los 60 y con los que nos dejó un buen puñado de discos en los 70.

La cosa empezó fuerte con “Dirty Deeds Done Dirt Cheap”, dando paso a uno de los temas que se registró en estudio ya en los 90 con AC/DC como fue “Big Gun”. Mientras que los temas de estos eran cantados por Paul ´Bun´ Davis, que daba bastante el pego tanto con su imagen y actitud como con su registro para emular a Bon Scott y, sobre todo, Brian Johnson; para Steve Glasscock fueron reservados los temas más melódicos, dejando su habitual aportación en coros para hacerse cargo de la voz principal en “Davy´s On The Road Again” de Manfred Mann´s Earth Band.

De vuelta a terrenos más eléctricos nos encontramos con un “High Voltage” respondido con energía por el público, siguiendo con “July Morning” de Uriah Heep, donde no me convenció demasiado la interpretación vocal de Steve Glasscock. Las campanas doblando nos hacían presagiar “Hells Bells”, que de nuevo reactivó a la concurrencia. Contrastaría con el siguiente “Parissienne Walkways” de Gary Moore, donde se lució el guitarrista James Cornford, que se llevó una buena ovación.

Tras “Sin City” llegaría un solo de batería, que en esta ocasión estaba más que justificado, donde apreciamos el estado de forma de un Chris Slade al que se le ve con una agilidad que aun lo puede mantener tocando al máximo nivel. El gancho con el público lo retomaría “Back In Black”, aunque me quedo con “Blinded By The Lights” de Bruce Springsteen como lo más brillante de toda la descarga, una de las canciones que apareció en el debut discográfico de El Boss y que Manfred Mann´s Earth Band convertiría en uno de sus hits en la segunda mitad de los 70.

Tocaba otra de AC/DC, como fue el caso de “You Shook Me All Night Long”, tras la que llegó una brillante interpretación de “Confortably Numb” de Pink Floyd. El hecho de que Chris Slade trabajara con David Gilmour dio pie a que se acordaran de este tremendo clásico de “The Wall”, donde la interpretación conjunta en voces y guitarras de Steve Glasscock y James Cornford fue sobresaliente.

La traca final ya iría completamente dedicada a AC/DC, que seguía siendo lógicamente lo más celebrado por la concurrencia. Aquello estalló definitivamente con el explosivo arranque de sobra conocido de “Thunderstruck”, desembocando en un “Let There Be Rock” donde Paul ´Bun” Davis” se atrevió a lanzarse desde el escenario sobre un público en el que puso una confianza que le fue correspondida.

A modo de bises la banda nos ofreció “The Razors Edge” y un “Highway To Hell” que no podía faltar en una fiesta con AC/DC como eje central, pero con algunos alegatos a otros músicos con los que Chris Slade ha trabajado a lo largo de una extensa carrera de la que puede presumir tanto como de un estado físico que le sigue permitiendo defenderla con todas las garantías.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)