CRÍTICA: KRENFEN – IGNIS

 

KRENFEN

(Ignis)

9/10

 

 

 

En la parte interior del digipack que acoge este nuevo trabajo de Krenfen dicen que creen que este es su disco más maduro hasta la fecha y te desean que te guste tanto como a ellos. Pues puedo dar fe de que este no solo es su obra culminante, sino uno de los discos que más me han impactado últimamente. Uno no deja de recibir grupos adscritos al metalcore, algo con lo que también encaja lo que hacen estos madrileños, pero es que en su caso van mucho más allá de una etiqueta. La contundencia en los riffs y la agresividad vocal se acompaña de una melodía nunca exenta de rabia, pero que también sirve para expresar otros sentimientos más reflexivos. Hay momentos en que esa voz rota y melódica a la vez me trae a la mente a Disturbed, incluso en los momentos más melódicos parece asomar la influencia de Sôber, pero en el caso de Krenfen subyace siempre una agresividad mayor.

Si algo define a la obra es la contundencia, los ritmos junto a los riffs de guitarra son cócteles explosivos, algo que queda patente desde la entrada de “Axis Mundi”. Todo aderezado con un sonido plenamente actual que puede llegar a coquetear con tesituras industriales, dando paso a la agresividad de “Tercer Acto”. Tras ¨”Icaro” pasamos por terrenos más reposados con “En Mi Ausencia”, aunque no dejan de tener una furia latente que siempre aflora. Solo que en casos como este puede ir acompañada de un poso de melancolía al que la banda también es capaz de llegar.

La obra no es para nada plana, y va mucho más allá de los cambios de ritmo del metalcore. Dos ejemplos donde encontramos esos contrastes y esa dualidad perfectamente fundida de sensibilidad y agresividad en un solo cuerpo son “Sangre” y “Encadenado”. La instrumental “Al Otro Lado” también sirve para dar muestra de la riqueza de ideas con la que ha confeccionado la banda esta obra. Un tema que da paso al explosivo “Espejo”. “Ignis” es un ideal título para una obra tan incendiaria como esta y además el homónimo tema es también uno de los más significativos del disco. Una exposición perfecta del estilo de una banda con amurallados y potentes riffs, pero con gran agilidad en los ritmos y versatilidad en el juego de voces. Cierra la obra “Abismo”, cortante y duro, pero sin dejar de exponer recursos por parte de unos músicos que en solitario y como conjunto deja mucho de lo que presumir en este disco. Un estilo propio, pasión en su forma de expresar sus emociones, condiciones técnicas para plasmar unos temas que no se olvidan de priorizar la composición y un sonido brutal que refleja este metal moderno escurridizo a etiquetas concretas en su máxima expresión.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

www.krenfen.com