CRÍTICA: ULTRAPHONIX – ORIGINAL HUMAN MUSIC

 

ULTRAPHONIX

(Original Human Music)

8/10

 

 

 

Dice George Lynch que este álbum suena como una fusión de Red Hot Chili Peepers con King Crimson cuando se encuentra con Judas Priest. Y si él lo define así… ¿por qué le voy a quitar la razón? Se trata de la unión del guitarrista de Dokken y de Lynch Mob con el vocalista de Living Colour Corey Glover. Individualidades a las que se une la base rítmica conformada por el batería Chris Moore y el bajista Pancho Tomaselli.

Y sí, el resultado es un disco ecléctico al que no se le puede etiquetar de manera sencilla Hay elementos muy hard rockeros, está la potencia heavy, alternancias progresivas, toques funk, algún tramo cercano al jazz y algo de blues. No creo que necesariamente haya que compararlo con lo hecho por estos músicos en otros proyectos, aunque la personalidad esté presente. Pero se han atrevido a experimentar con una libertad absoluta en un disco con un hilo que hace reconocible la obra como conjunto, pero que no deja de cambiar de dirección.

Lo cierto es que independientemente del derrotero que tomen las canciones la calidad es tremenda en cada segundo del disco, un disco que tampoco es fácil de encajar en una época, puesto que los solos de George Lynch nos pueden llevar a encontrarnos con un aire muy clásico, mientras que en otros momentos se acercan a derroteros de bandas noventeras con cierto toque grunge.

No es un disco destinado a ser una de las sensaciones del año, pero sí que nos presenta uno de esos proyectos paralelos que van más allá de la unión de dos grandes músicos. Hay un puñado de canciones cargadas de matices, con mucho nivel y que a un oído exigente seguro que van a encandilar puesto que te obligan a abrir los oídos a la vez que la mente.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Top Artist Promotion (www.topartistpromotion.com)

Fecha de salida: 3 de agosto de 2018