CRÓNICA: THE FAITHLESS

 

THE FAITHLESS

26 – 05 – 17

Bilbao (Hika Ateneo)

 

 

Con la trayectoria de sus componentes The Faithless ya merecerían tener todo el reconocimiento. Se trata de un grupo compuesto por músicos con una trayectoria absolutamente remarcable en formaciones tan dispares como 13 Left To Die, Rock Dam o Avalon. Diferencia no solo estilística la que separa a esas formaciones, sino en cuanto a la época que les tocó vivir. Sin embargo, la confluencia de estos cuatro músicos ha dado como resultado un debut tan brillante como “To The End”, donde se definen las bases de una banda personal y original capaz de dejar a un lado etiquetas.

Si al currículo de los músicos sumamos la constatación de dicho disco, debería ser suficiente como para reportarles una entrada en el circuito musical por la puerta grande, pero vivimos donde vivimos y la cultura está como está, con lo que pese al sobresaliente combo que se ha formado en Gasteiz tuvimos la oportunidad de verles en vivo en una modesta visita de entrada gratuita al Hika Ateneo de  Bilbao. Independientemente de ello la actuación y la demostración de estilo y categoría que nos brindarían estarían por encima de cualquier otra consideración.

La banda formada por la sólida base rítmica de los eternos compañeros de batallas Fer Heras y Manolo Lolín, la guitarra talentosa de Iñaki Nogueira y  la elegante y personal voz de Abel García brindó un sobresaliente recital donde constataron que lo ofrecido en estudio es el fiel reflejo de lo que pueden transmitir en directo, solo que con el consiguiente incremento de energía y sensaciones.

La banda desgranó ese “To The End” de manera íntegra, con unos añadidos más que interesantes y perfectamente llevados a su terreno. En algunos casos casi se pueden catalogar a medias de temas propios, puesto que Stone Keys fue la banda de Fer y Lolín. De los gasteiztarras rescataron para esta descarga “Mud” y “Venom”, cuando ya nos habían brindado unas buenas dosis de la calidad de su reciente obra con The Faithless, con “Salvation”, “Walk To The End”, “Awake” y “No Shame”, un variado arranque que daba buena cuenta del nivel del cuarteto.

Desde el grunge hasta el hard rock, con una pegada muy metalera, son capaces de pasar por una amalgama estilística a la que dan su propio sello. Otro ejemplo fue “Feels Like Fire”, con la banda cada vez mas suelta ante la receptividad de los presentes, aunque para completar el repertorio siguieran tirando de alguna versión. Eso sí, nada habitual, como fue el caso de “Too Much” de los excelentes australianos Tracer.

Tras el potente “Faithless” llegaría otra versión, en este caso del particular homenaje de la banda a Chris Cornell con “Wide Awake” de Audioslave, donde Mariluz de los legendarios y reunificados en estos días Halley 86, se marcó un dueto con Abel, tras dedicarle unas respetuosas y merecidas palabras en reconocimiento a su nivel vocal, ante el cual con la garra que la caracteriza no se quiso quedar atrás la vocalista.

“Devil” fue otra recuperación de Stone Keys que dio paso a la última versión de la noche, como fue el “Children Of The Grave” de Black Sabbath, para rescatar de su debut “Ready, Set, Go!!!” y un medio tiempo como “Rain”, que puede sorprender para terminar una descarga, pero es que es un medio tiempo de lo más potente e intenso.

Hubiera sido el último tema de la noche de no ser porque ante la insistencia de los presentes reinterpretaron “Walk To The End”. Un extra para cerrar una muestra de potencial musical, de experiencia y frescura para emprender un nuevo proyecto con los cimientos ya muy sólidos para mirar al futuro.

Aúnan muchas virtudes en un estilo que a su vez se hace accesible para amantes del rock y el metal de mente abierta y que, además, pega de manera solvente, elegante y muy fuerte en vivo. Un lujo disfrutarlos.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)