CRÍTICA: ANGER TEARS – CENSORED

 

ANGER TEARS

(Censored)

 

 

 

 

Benditos sean aquellos sellos que están detrás de reediciones como la que nos ocupa. Corría el año 1993 cuando Anger Tears publicaba una maqueta de título “Censored”. La banda de thrash metal cántabra ya venía curtida por cinco años previos de trayectoria. La banda llegaría a la final del Villa de Bilbao en 1996, claro ejemplo de que tenían calidad y muchas cosas que decir. Y es que resulta sorprendente un estilo de thrash tan técnico en aquellos años como el que Anger Tears practicaban, salvando las distancias con el sonido que en la actualidad se podría conseguir.

Eso sí, el sonido se ha mejorado, como no podía ser menos, para esta reedición de la demo, dándole ya en todos los aspectos un poso de auténtica edición discográfica. Si bien tampoco hay trampas, ya que las canciones son las que se registraron en los estudios Salamandra en 1993, pero han sido digitalizados por Alfonso Serrano y masterizados en los Cubex Estudios de Nueva York por Javier Escudero. Acertadamente se incluye un trabajado libreto con la biografía del grupo, fotos, recortes de prensa de la época y la curiosa imagen de la edición original en casete. Todo un puntazo, sobre todo comparándolo con la original portada de Joaquin Fernández Campuzano, inteligentemente manteniendo un nexo de unión con la original pero modernizando el diseño. Todo un trabajazo para que la obra ya entre bien desde la presentación.

En el disco se incluyen los siete temas originales, donde podemos apreciar el trato musical tan excelente que el cuarteto cántabro le daba a sus canciones, practicando un thrash metal afilado, duro, pero a la vez con guiños heavy metaleros y progresivos que les abrían otras puertas y los hacían originales. “Relief” o “Acid Rain” son dos buenos ejemplos para abrir. La calidad instrumental de la banda daba pie a que precisamente un tema como “Kaos In Motion” no necesitara ser completado con un texto. Un instrumental de lujo. Eso sí, la agresividad de “Insanity Road” o “Claustrophobia” dejaban claro el palo tan agresivo que el grupo llevaba, indagando en ese sonido técnico y elaborado en “Meditate” y finalizando con “Power”, toda una muestra de fortaleza metalera.

La obra se completa con dos bonus track extraídos de la demo inédita de 1992, aparecidos a su vez en “Censored”, como son “Relief e “Insanity Road”, para quien quiera comparar.

Como otras tantas veces, el grupo se iría a pique posteriormente, aunque sus componentes han seguido en diferentes formaciones, Tal vez Raul Serrano sea el más conocido, miembro de La Fuga hasta 2015, también pasando por Banshee. Alfonso Serrano continuó con Bifrost y Mordor, Gonzalo Cuesta en Atotaho y Quique Navarro en Imperfectus Bultus.

Lo cierto es que este legado de su pasado sigue vivo en la actualidad, pudiendo ser descubierto con sorpresa por gente como quien suscribe, y redescubierto para quienes tuvieran aquella demo y ahora se encuentren con aquellas canciones en un disco perfectamente maquetado y muy mimado. Un cofre a la altura del tesoro que hay dentro. Unas canciones registradas en 1993 con una calidad impresionante y que, como toda buena música, no deben ser de usar y tirar, sino que pueden y merecen esta vigencia que Dead Sheep Productions les da con esta reedición.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Dead Sheep Productions (www.deadsheedproductions.es)