CRÍTICA: GUADAÑA – KARMA

 

GUADAÑA

(Karma)

8´5/10

 

 

 

Tercera obra de Guadaña, que dejó el listón a una altura muy alta incluso para ellos con su anterior obra conceptual “Deryaz”. Aunque lejos de simples comparaciones la banda ha demostrado en tres discos tener una capacidad de evolución que distingue cada nueva obra de los gaditanos. La personalidad es clara, siendo fundamental el juego vocal de Salva y Glory, pero si en el anterior disco evolucionaban hacia terrenos más modernos a la vez que progresivos, en este nuevo “Karma” parecen haber primado composiciones más directas, aunque ahondando en ese latir de modernidad, donde los samplers juegan un papel ambiental muy importante, y dando un punto a su vez más agresivo a las canciones.

Los cambios en la formación, con la entrada de Juanma Patrón en la guitarra y Nael Martin en el bajo, no afectan a la progresión de una banda de heavy metal, que en ningún sentido deja de transmitir esa actitud y fuerza tradicional en el estilo pese a no renunciar a actualizarse.

“Aun Sigo En Pie” es el primer ejemplo de una banda directa, a su vez con un alto nivel de ejecución, acoplando ciertos registros más agresivos al lado de la voz de Glory. Los siguientes “Ser Uno Mismo”, “Reflejos” y “Dios Del Trueno” tienen en común la capacidad de enganche, con estribillos memorables y alma de single. Aunque en este sentido la palma se la lleva “Nuestra Revolución”, que a mi modo de ver peca de simplista. Es un buen tema, pero más rompedor en la intención de su texto que en lo musical, bastante menos revolucionario. Eso sí, no niego que en sus directos se convierta en todo un himno

Me quedo con el siguiente “¿Victima O Verdugo?”, precedido de la intro “Encrucijada”. El tema adquiere un aire oriental y tiene un guiño más elaborado, a lo que las colaboraciones de Justi Bala (ex Sphinx) con un gran solo de guitarra, Chiqui Garcia con el bouzouki y percusiones y Javi Roldán con el sitar.

“El Bosque” nos devuelve a unos Guadaña más agresivos, con la voz de Salva adoptando aquí un papel fundamental en la fuerza que transmite este tema. Nos preparan para un “Nemesis” que llega a coquetear con el death metal, con la aportación en voces de Alberto Díaz (Overdry). De nuevo Justi Bala mete su solo en el contundente en cuanto a texto y música “El Castigador”, mostrando a la banda nuevamente en su faceta más dura. Algo que se mantiene en un sentido “Mientras Duermes”.

“Karma” es el tema título de la obra y probablemente el más completo. Las colaboraciones de Jose Broseta (Opera Magna), Alfred Romero (Dark Moor) y Tete Novoa (Saratoga) lo convierten en todo un lujo de unión de voces. Fiesta a la que se suma Nando Perfumo con su solo de guitarra. Cerrarían con ello en lo más alto, pero dejan como guinda un “Dharma” que redondea nuevamente un excelente trabajo.

Sólida la trayectoria de una banda con fidelidad a las raíces del heavy metal, pero con la libertad de crecer en diferentes sentidos y, sobre todo, incapaces de parar en su evolución y creación de un estilo propio dentro del heavy metal de habla hispana. Una de las bandas que debes conocer dentro de estos parámetros, que nuevamente ofrecen un disco digno ser reconocido en todos los aspectos.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: The Fish Factory (www.thefishfactory.es)

www.guadaña.net