CRÓNICA: BOCANADA

 

BOCANADA

17 – 03 – 17

Bilbao (Azkena)

 

 

Bilbao fue la ciudad que tuvo el honor de acoger el inicio de gira de “Libres Tour”, en el cual la banda de Berriozar estará presentando su cuarta obra “Libres”. Un disco que se había ha hecho de rogar algo más de la cuenta. Ya había quien preguntaba en redes ¿qué ha sido de Bocanada? Pues bien, las respuestas las dio el propio Martin Romero desde el escenario, no sin sentido del humor, aunque algo también aclaró en el comunicado que la propia banda hizo llegar anunciando este nuevo disco editado prácticamente 4 años después de su predecesor.

Una vez escuchado lo registrado en “Libres” hay que decir que la espera ha merecido la pena y que Bocanada lo retoman donde lo dejaron, aunque como el propio vocalista explicara con su comunicativa actitud, Abel se ha tenido que bajar del barco, o más bien ocupar otro puesto en la familia de la banda, que seguirá teniéndole muy presente.

Lo que no cambia es la actitud de la banda sobre el escenario, que salió a las tablas de la Azkena a demostrar que en este tiempo y aunque esto tan solo esté arrancando de nuevo sobre los escenarios, no se han desengrasado para nada, mostrándose como un cuarteto de rock compenetrado, directo y con una actitud a prueba de bombas encarnada en un vocalista que tardó tan solo un tema en hacer añicos su camiseta.

Ese potente “Más Animal”, que da inicio también a su nueva obra, da pie para desquitarse de esta manera y arrancar de la forma más salvaje una descarga de rock visceral a la vez que poético. Porque si bien la banda es musicalmente muy directa, hay que resaltar unas letras verdaderamente meditadas pese a la crudeza de su expresión.

Difícil por lo tanto que el personal se hubiera aprendido esos textos de un nuevo disco editado apenas unos días antes de esta presentación. En este sentido puede ser más inteligente esperar unas semanas a salir a la carretera para que el disco ruede en los oídos de los seguidores, pero lo cierto es que el hambre y la ilusión con la que se vio a la banda denotaba que no estaban muy por la labor de hacer esperar el reencuentro con el calor de su gente.

Por supuesto que la banda reservó espacio para sus anteriores discos, donde hay temas que han dejado mucho poso, como ya pudimos apreciar con el siguiente “El Voladero”, que junto al anterior crearon todo un torbellino que empujaría hacia adelante con inercia completamente positiva la descarga, a lo cual se sumarían posteriormente “Como Los Ratones” y “Huele A Muerto”, demostrando que pese a presentar nuevo disco los seguidores habituales de la banda iban a tener oportunidad de refrescar las sensaciones ya interiorizadas con anteriores discos.

La alternancia de nuevos y viejos temas crearía un buen cóctel para estallar en directo, como apreciamos con los siguientes “Llenos Los Bolsillos”, “Cuesta Arriba”, “De Raíz” y “Comiendo Soles”. Eso sí, parece que la banda tiene predilección a la hora de ir a la hemeroteca por las piezas de su debut “Caballos De Rienda Larga” y el tercero “El Sino De La Herida”, que por su segundo “Agua Y Barro”, que se hizo esperar hasta que descargaron “Gallo De Pelea”, precedido aún de otro nuevo “60 Lunas”.

No habría tregua en la actitud de una banda intensa en directo a la vez que comunicativa con los presentes, con un vocalista que se acercaría de vez en cuando  las primeras filas, a lo largo de la interpretación de “Cuando No Pueda Cantar”, “Cuando Se Extingan Las Cucarachas” o “Rio”.

Y aún se reservaban temas de “Libres” para la parte final de la descarga con “Ya Pasarás Por Mi Puerta” y “Butroneros”, preámbulo de una parte final donde la gente tendría oportunidad de corear junto a Bocanada canciones como “Que Me Arranquen El pellejo”, “Solo Pero Vivo” o “Mala Hierba”, con una conexión total entre grupo y público.

Tanto es así que Martin Romero se fundía literalmente con el personal en un final protagonizado por “Tu Nombre Se Escribe Con Sangre” y “Campo A Través”, con los que cerraron una noche de arranque de esta gira que debe dar mucho de sí,  animando a repetir en un futuro con estos temas nuevos más asimilados por un personal al que seguro cautivarán como los de sus tres anteriores discos. No en vano, la huella que dejan es característica de ese apellido que tanto ha supuesto de un tiempo a esta parte en el rock estatal y el cuarteto pone toda la carne en el asador frente a su público. Así que difícilmente defraudarán cuando se suban a un escenario.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)