CRÍTICA: ENKORE – E

 

ENKORE

(E)

7/10

 

 

 

Estoy de acuerdo en el comentario que ellos mismos nos dejan en alguna de las notas explicativas de los temas que se adjuntan con el disco. El tercer disco es el más importante en la carrera de una banda. Suele ser la obra donde se adquiere un afianzamiento o donde se demuestra que las ideas frescas de los primeros discos desaparecen. Ante esto hay bandas que en busca de su sonido cierran demasiadas puertas, pero Enkore se las han abierto de par en par con un disco de estilo inclasificable. Ya venían marcados por una sugerente indefinición de rock alternativo bastante personal, pero es que en este “E” la banda vizcaína ha sabido plasmar desde el riff más crudo hasta la melodía más popera de una manera muy armoniosa, pasando por momentos indies e incluso muy bailables. Y todo ello evitando complejidades, con temas sencillos y directos de un limpio sonido que nada esconde, con sinceridad y naturalidad.

La obra se abre con un corte tan contundente como “Bihotz Ezkutua”, con un riff que marca mucho el desarrollo de la composición. Una unión con lo que ya conocíamos de la banda que no tarda en sorprendernos con tintes más inesperados, como el bailable tono de “Zerua”. Pero es que aun se abre más el abanico en un “Otzadarra” que cuenta con los destellos más crudos y a la vez los más sensibles. El tema de mayor contraste de la obra probablemente.

No dejan de ser una banda que atrapa de primeras, como bien se demuestra en “Mila Heriotza Txiki”. Y es que no buscan deslumbrar, sino captar tu atención desde la sencillez, esa que propone algo tan vacilón como un coreable “V”, que si no fuera porque nos lo explican por sonido uno no diría que está basada en “V de Vendetta”. No es el tema que desprenda la crítica o mala hostia que eso te pudiera llevar a imaginar.

“Gure Gaua” se hace muy personal, casi tiene un tono intimista aunque luego sea un tema muy movido. Y llegamos a la canción más popera, como es “Nomada”, pero nadie puede quitarle al estribillo el feeling que transmite. “Espero Dena”, con letra de la bertsolari Oihana Barta, mantiene esa línea. Un tema que inspira romanticismo de la manera en que la banda y el texto pretenden.

La parte final del disco se hace más contundente con “Isiltasun Oihu Bat”, donde retomamos el rock, aunque para el final se reservan el tema más pesado y duro, pero no por ello más veloz. “Hegan” creo que es el mejor corte de la obra, con un riff muy cortante y robusto. Está claro que con muy pocas pinceladas la banda es capaz de controlar los matices que quiere darle a sus temas, pudiendo ser de lo más accesibles o la mar de duros. Ese es el grado de madurez que han alcanzado en esta tercera obra Enkore, dejando un disco sin etiquetas que siempre que no seas demasiado purista o amante cerrado de estilos más elaborados, estoy seguro que, como poco, te agradará.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN AIDCIONAL:
Sello:
Baga-Biga (www.baga-biga.eus)