CRÍTICA: BANGALORE CHOIR – CADENCE

 

BANGALORE CHOIR

(Cadence)

7´5/10

El que fuera fugazmente cantante de Accept, cuya estela nunca va a perder a pesar de su poca repercusión con la banda alemana, está más activo que nunca últimamente. Esta vuelta a la palestra de la banda que formara en los 90 se venía mascando desde que en 2007 participara en la voces junto a los suecos Gypsy Rose en un acertado trabajo de título “Another World”. No solo ahí queda la cosa, porque el cantante también nos dejó un interesante disco en solitario hace poco más de un año, más orientado a los sonidos melódicos. Ahora, resurge con su banda Bangalore Choir, con una orientación más clara hacia el heavy metal, aunque se abre a los sonidos del hard rock y el AOR en su vertiente más guitarrera por un lado y melódica por el otro.

Con todos los respetos a lo que supone ser una banda, la aparición en primer plano en la portada de David Reece deja bastante claro que ante todo el vocalista es el protagonista de este trabajo. Al menos su cabeza más visible y quien tira del carro, aunque aceptaran su ofrecimiento los miembros del grupo en épocas pasadas Curt Mitchell y Danny Greenberg. El caso es que venga de donde venga impulsado esta reaparición, el trabajo responde a las autoexigencias de calidad que el vocalista ha venido ofreciendo en sus últimas apariciones discográficas. Esto es un disco con muy poca tacha, variado y con suficiente frescura para no caer en la reincidencia del heavy metal más anclado en los 80.

Los ritmos del inicial “Power Trippin´” ya aportan un aire nuevo que nos ánima a encontrar frescura dentro de lo tradicional. Y lo hacemos también en el siguiente “Martyr”, por su estribillo de tendencia más AOR, con un ritmo nuevamente muy fresco y adictivo. Da en el clavo en cada uno de los temas que aparte de una marca de originalidad, llevan ese toque de ligereza que nos atrapa rápido. Del cuidado de un agradable heavy melódico pasamos a momentos donde rockeamos a ritmo de hard rock americano como en “Heart Attack & Vine”. La alternancia continúa con una balada de rasgos muy trabajados como “Still Have A Song To Sing” o al ligeramente blues “Dig Deep”. Posteriormente retomaremos pegada con cortes como “High On The Clouds” para terminar dejando la firma del vocalista en un “Surrender On Your Love” donde su voz nos envuelve en el estribillo.

No tengo los créditos en los que me apunten quien ha llevado el peso de estas composiciones, pero si no lo ha llevado David Reece en todo caso, están confeccionados para otorgarle mucho peso a su voz. El hecho de que sus cualidades no sean las de un portento similar a otros magos de las cuerdas vocales hacen que en este disco se valore mucho más el trabajo que remarca su personalidad y la originalidad que dota de distinción a las canciones. Así, “Cadence” es uno de los discos que englobados dentro del heavy metal clásico, posee una cara distinta a la habitual ofreciendo un destello de novedad, uniéndose a las propias señas de una banda que desde aquí reclama ser tenida en cuenta.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICONAL:

Sello: Aor Heaven (www.aorheaven.com)

Fecha de salida: 24 de septiembre de 2010