CRÍTICA: CASA MENDOZA – CASA MENDOZA

 

CASA MENDOZA

(Casa Mendoza)

9´5/10

El apellido Mendoza en el rock supone uno de los más legendarios bajistas de todos los tiempos. Bandas como Blue Murder, Thin Lizzy, Ted Nugent, Whitesnake, Soul Syrcus, Dolores O´Riordan, Lynch Mob o Neal Schon engalanan su impresionante carrera, participaciones junto a nombres clave de la historia del rock duro que hacen de él también un reputado músico. Por si había que añadir más méritos propios a todo ello, Casa Mendoza es un proyecto en solitario que demuestra que este hombre todavía es capaz de sorprender y de ofrecer ríos de calidad. Un trabajo que se hace especial por contener una mezcla de canciones propias del bajista junto a alguna revisada y retocada versión.

No salgo de mi asombro una y otra vez cuando le presto una nueva escucha a este trabajo, de lo cual nunca me canso. Es desbordante la calidad que expone aquí el aludido y unos compañeros que no le van a la zaga. Esto se sale de parámetros musicales concretos. Escuchando los primeros temas tenemos de lleno en un mismo cóctel rebosante de cualidades, hard rock, soul, funky, jazz, blues… todo. Con un nivel instrumental y vocal de quitar el hipo. La voz negra que expone el propio Marco ya es la guinda a este pastel de las excelencias.

Ya comprobamos que la versión de Stevie Wonder de “Living For The City” lleva el propio cariz que toma este proyecto. Y es que las versiones son verdaderamente adaptaciones enriquecidas de las originales. “Suzy Q”, por ejemplo, es un nuevo tema en este disco, con toda esa fusión de estilos tan variada y colorista. Por supuesto que no le van a la zaga los temas propios en los que además de Marco Mendoza también ha tenido su peso importante Fabrizio Grossi. Es un abanico explosivo hasta un tema tan suave como “You”, con la introducción de ritmos latinos. Todo sirve y todo luce en este álbum. Si prefieres un tema más potente tienen ese hard rockero “Trouble”. Todos lo ámbitos quedan cubiertos y el caso es que tú escuches el disco con libertad y amplitud de miras. El instrumental “Circle Of Live” recuerda, de nuevo con toque latino, al mejor Carlos Santana de los 70, para luego traerme a la cabeza “Jessica“ de Allman Brothers. “Are You There“ sigue esa misma onda muy setentera, con resonancias Zeppelin alternadas con tramos de elaboración cargados de destellos. Esto se hace más grande, como una bola, a medida que pasan los temas y no encuentras altibajos. Aquí todo se saborea, mejor a cada escucha.

El bajo resalta en todos los temas, pocas veces tan presente como aquí, no solo llevando unos ritmos exigentes y variables, también exponiéndose en temas como el ahora mencionado instrumental. Pero no le van a la zaga el resto de los elementos acompañantes. Las percusiones son espectaculares, los teclados sublimes, la guitarra técnicamente perfecta y con mucho tacto… todo encaja en una obra digna de el más virtuoso de los grupos progresivos con la sensibilidad auténtica de los sentimientos emergiendo puros del corazón de estas canciones. Imposible de encajar en ningún lugar concreto, Casa Mendoza es simplemente un álbum de música que llega hasta la cima de lo que se propone. Me parecería totalmente desaprovechado dejarlo aparcado como una rareza de un músico de hard rock que decide ofrecer otra versión de si mismo utilizando temas propios y dando su toque a algunas versiones. Escúchalo sin prejuicios, no necesitarás saber la procedencia de cada uno de los temas, déjate atrapar por las sensaciones de un disco que ofrece creatividad, virtuosismo y sentimiento en dimensiones muy grandes, bajo las señas de la genialidad de una banda alucinante y sorprendente.

ANTONIO RAEFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Mascot Records

Fecha de salida: agosto 2010