CRÍTICA: JUAMPORTALES – SINCABEZA

 

JUAMPORTALES

JUAMPORTALES

 

(Sincabeza)

7/10

Se va haciendo grande desde lo más recóndito del underground del rock el nombre de Juamportales. Una banda de Burgos que sin salir de ese lugar no demasiado ducho en grandes referencias para nuestra música ha ido dando pasitos. El último es este trabajo de título “Sincabeza” donde el rock hecho con coraje es lo que prima. Una banda que puede beber directamente de las rabiosas fuentes de unos Extremo o Barricada merced a su mordiente y mala baba, nos deja un trabajo potente como el más agresivo de las últimas tendencias del metal. Las guitarras que abren “3 Tiros” me darán la razón. El sonido sacado de los Estudios Tequila de Burgos presta un gran favor para ello. No hace falta ir muy lejos a grabar cuando las ideas están claras y hay ganas de comerse el estudio el día que entras. Y es que cuidado, porque estás canciones muerden.

 Comenzando con un tema que te pone a sacudir la cabeza nos metemos en las crudas composiciones, negras y podridas, de una abrasiva banda. Aún con esa crudeza podemos apreciar detalles como los de los vientos de “Doctor Caramba” o el refilón Rammstein en “Circus”. Al loro con esas letras inteligentes con doble filo. Lo de “Sincabeza” lo podemos interpretar como una forma de expresar que ante todo aquí se ha puesto mucho corazón, pero hay mucho más que eso. Una excelente y aplastante producción que da la pegada idónea a los temas y un significado con mucha picardía y bastante tono ácido. Escúchate si no ese “No Cortex”. Los temas se construyen en torno a riffs pesados y secos, pero al final acaban aflorando solos de lo más rockeros como los de “Roña”. Es el lugar de procedencia de Juamportales, como demuestra ese final “Colgado De Ti” al que le dan el sello original de Alarma, aunque le doten de la dureza inherente a Juamportales. En cualquier caso, es un grupo con una abrumadora personalidad. Esa voz perfectamente acoplada a un tipo de sonido concreto no es algo de lo que te olvidas fácilmente. Así de amenazador suena “Sincabeza”, un disco que marca su propio terreno y que impone sus propias reglas.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Ediciones Trabuco