DISCOS: WICKED SENSATION – CRYSTALIZED

 

WICKED SENSATION

(Crystalized)

8/10

No es que andemos faltos de trabajos de hard rock de calidad, pero cuando una banda como Wicked Sensation decide retornar, no podemos menos que regocijarnos y esperar con expectación lo que nos puedan ofrecer. Esta banda quedó aparcada en 2004 habiendo contado en primer lugar a las voces con Robert Soeterboek para la grabación de su debut “Refelected” y posteriormente con el ex – Victory Fernando Garcia para su continuación de título “Exceptional”. Tras conseguir una acogida más que notable en la prensa especializada la banda no edita ningún disco nuevo hasta este “Crystalized”, que mantiene la tónica de cortos y expresivos títulos para sus lanzamientos. Pero no solo eso, también mantiene todas la pautas que a una banda de hard rock se le puede exigir para resultar del interés y del agrado de los que degustamos este estilo de música. Hay melodía, personalidad, sensacionales guitarras, un estupendo sonido con la producción de Dennis Ward (ideal productor para este estilo), variedad y un afán por ofrecer algo más y no ser una más de las bandas ancladas cómodamente en lo de siempre.

El retorno de Robert Soeterboek marca muchísimo todo el álbum. Un vocalista que, a pesar de su voz deudora de Coverdale (o tal vez por eso), embriaga todo el disco con su personalidad. Adquiere mucho peso en cada uno de los temas sin dejar de acoplarse a lo que Michael Klein dicta con su guitarra, quien sin sobresalir tanto como otros guitar heroes lidera el rumbo de esta nave. De esta manera han conseguido abarcar distintos guiños estilísticos dentro de ese hard rock dominante.

Así por ejemplo, tras la toma de contacto con un optimista “Better World”, con cierto aire comercial, tenemos el oscuro “My Turn To Fly”, donde apreciamos unas guitarras más duras acordes a un tema que adquiere tintes más modernos y donde la colaboración de Andi Deris junto a los tonos más graves de Robert dejan un resultado al que se le pueden sacar muchísimos más matices. Sería injusto que la comparación con Whitesnake fuera la que mencionarán la mayoría de los críticos que escuchen este disco como ocurriera con su primer álbum, puesto que contando con ciertas similitudes y acercándose también en algunos momentos a esa unión entre el hard rock y el blues, Wicked Sensation no llega a ceñirse únicamente al sonido más americanizado del estilo. Sin embargo, sí tenemos un corte muy blues como “Give It Up”, que sigue sumando novedades sonoras al conjunto de temas incorporando detalles de metales. Un tema que coge bastante marcha como también lo hace “Lost In A World” el cual nos engaña con su inicio lento para volverse un medio tiempo de ritmo de los que te hacen mover.

Por otro lado temas como “Lonely Is The Night” nos meten en melodías más propias del rock y del metal europeo, demostrando la versatilidad de la banda. Retomamos la oscuridad en “Love To Play” y nos vamos al rock más clásico de “Gimme The Night”. La verdadera balada del disco es “The Love I Used To Know”, sumergida en acústicas y demostrando que también en este formato Wicked Sensation puede sonar con frescura.

Mucho es lo que estos músicos nos ofrecen en torno al sentir del hard rock más fiel sin cerrar la puerta a devaneos más heavies. Pero no solo nos dejan  un trabajo que toca distintos palos, dotándole de ese plus de interés necesario para quien ya ha escuchado prácticamente todo en estas lides, plasman un puñado de apetecibles canciones a las que hay que sumarle todo lo anterior.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Metal Heaven (www.metalheaven.net)

Fecha de salida: 25 de junio de 2010