CRÍTICA: MALSUJETO – PARAISO INFIERNO

MALSUJETO

(Paraiso Infierno)

7´5/10

 

Obra  conceptual dividida en 10 capítulos, uno por cada tema que compone el disco, la que nos presenta Malsujeto. Una historia que muestra la crueldad de la vida, tanto por acción del hombre como por el mero transcurso del tiempo. En todo ese transcurso encontramos escenas con las que llorar o reír, con las que mostrar rabia o compasión. La vida es una caja de sensaciones que de manera continua vamos experimentando, y la música en manos de buenos músicos es un elemento adecuado para expresarlas. Malsujeto se lanzan al vacio con este disco para llevarnos a lo largo de 38 canciones por la historia de Danko, que sale en busca de su novia Martha, raptada por un grupo paramilitar. A partir de ahí lo mejor es que tú mismo te sumerjas en esta historia y que disfrutes el estilo de rock particular de Malsujeto.

No es una banda que pase desapercibida dada su personalidad. En este disco han evolucionado hacia un sonido más cristalino, lo que por una parte realza la fuerza de los temas, pero también lima las melodías con un guiño más accesible. En cualquier caso, no le falta energía al disco, como podemos apreciar nada más que nos adentramos en el inicial “Sueños De Cristal”. Emoción reflejada en un tema que vislumbra la intención de la obra. Si sigues un poco la historia, podrás visualizar las imágenes que se van sucediendo, descritas y vividas en “Capitan Del Horizonte”, “Otra Canción”, con la partición de Poncho K… A medida que los temas van pasando vamos encontrándonos con nuevos detalles, como en el caso del piano con el que nos recibe “Doble Salto Mortal”. Sin embargo, posteriormente se electrifica como el conjunto de la obra. Y es que aunque tenemos temas revestidos de detalles, como son “La Melodía De Este Infierno” o “Sin Dirección”, donde encontramos piano, violín, viola, cello, percusiones adicionales, etc., nunca deja de haber contundencia en esta expresión tan directa. Algo que denota la consistencia que el grupo le ha querido dar a un disco que siendo conceptual llama a ese tipo de introspecciones, pero siempre bajo una superficie potente.

“Paraiso Infierno” es un disco trabajado, pero sin rodeos. La forma de componer de la banda busca un estribillo conciso una y otra vez, llegando a tener un tono asequible pese a los elementos que se le puedan añadir a los temas. El caso es que con esas características que la banda muestra de forma muy natural, esto transmite, consiguen meterte en la obra y hacerte sentir la rabia de “La Locura”, la alegría de “El Último Tren”, la crudeza de “La Reina De La Calle” o la melancolía de “El Silencio De Otoño”. Un estilo delimitado al que le saben dar variedad, con mayor marca propia si cabe que en sus trabajos anteriores, que atrapa con esa sinceridad impresa en cada melodía. Sin alardes muestran una gran capacidad expresiva para plasmar esta historia. Un disco que debe abrirles muchas puertas porque resulta una llamada de atención a los que con sus anteriores pasos no les hayan tenido muy en cuenta, mientras que para los que ya estuvieran subidos al barco es un valiente y consolidado paso al frente.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Rompe Records