CRÍTICA: TEMPLARIO – INVIERNO DE TIRANOS

 

TEMPLARIO

(Invierno De Tiranos)

7/10

 

 

El recuerdo que nos dejó “A Hierro” sobrevuela mi cabeza al escuchar esta nueva obra de los castellonenses. Los más de 20 años de trayectoria no han suavizado el sonido de esta banda que ha venido cada vez asentando una bases más duras, reflejando en su anterior obra una cúspide difícil de superar desde la independencia. A ello hay que sumarle la calidad y los recursos de la figura de Alberto Sales, un guitarrista demasiado poco reconocido, que como productor sabe dotar a su banda del sonido más convincente. Con ello, tenemos en este “Invierno De Tiranos” a una banda que vuelve a enseñar los dientes con un heavy metal tradicional de magistral factura para quien añora ese cariz más fuerte y puro de una autenticidad a prueba de bombas. Con la personalidad cada vez más marcada de la voz de Fran y la clase de esa guitarra incansable, Templario tienen la llave para dejarnos discos que no bajan del notable.

Hablando de dureza, el arranque del disco es toda una colección de golpes directos. La agresividad de “Traidor” linda con el thrash, continuando el reparto de derechazos con “La Estrella Del Norte”. Temas que desprenden mucha mala ostia y que apuntan a una batalla sin cuartel. Sin embargo, dentro de esa contundencia, no se trata solo de unos temas directos, sino que apreciamos una complejidad que dota de interés al trabajo. Clásicos sí, pero no caen en lo reiterativo Templario, a los que les sobra correa para sacar 9 temas inasequibles al desaliento. Una vez dentro de la obra pasamos al penetrante bajo y a los buscados ritmos de “Espiritual”, en una onda de heavy metal más bajo de revoluciones, pero no por ello menos contundente. Así continua “La Colmena” para dar paso al más reposado “Requiem De Flores”, un tema a medio tempo en el que no se escapan multitud de detalles. Y es que pese a la intensidad con la que se desenvuelven estas canciones, no dejamos de apreciar en su estructura muy diversos toques a cargo de un Alberto Sales imparable que amolda su guitarra a cada recodo creado por esos cambiantes ritmos con un lucido Miguel a la batería. “El Roble” es una nueva demostración de fuerza, “La Bruja” ofrece esa versatilidad de una banda heavy como el viento, pero muy amoldable a todo los terrenos. “Rompe El Yugo” tal vez tenga un ápice mayor de melodía y el final “Emisarios Del Mal” une la dureza del principio con esa limpieza que el grupo posee.

Este trío que va a saco con temas en los que se perciben las ganas de hacer sangre muestra un sonido sin nada que ocultar. Todo lo contrario, este disco es un recital de recursos de calidad contrastada unido a una agresividad intimidante. Solo el hecho de que la situación del mundo de la música les haya obligado a ser una banda tan ceñida al underground explica que Aberto Sales y sus chicos no sean un grupo más reconocido fuera de su ámbito geográfico más cercano. “Invierno De Tiranos” es una muestra más de ello y un nuevo puñetazo sobre la mesa para seguir autoreivindicándose con argumentos sobrados.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

www.templariometal.com

www.myspace.com/templariometal