CRÍTICA: BRUTAL THIN – A MUERTE

 

BRUTAL THIN

(A Muerte)

7´5/10

 

 

 

Fue uno de los grupos que revolucionó la escena nacional en el ámbito de la caña en los 90 y con tres décadas de andadura a sus espaldas y alcanzando ya su octavo disco habiendo superado parones y cambios de formación a lo largo de este tiempo ahora vuelven a morder con un trabajo fresco en el que transmiten el espíritu contestatario y a la vez canalla de un grupo con la actitud intacta. Si buscas su época más transcendente puede que tengas que remitirte a aquellos discos de los 90, llegando tal vez a su punto más relevante con un “Tercera Comunión” al que sigo considerando uno de los discos claves en el metal estatal, pero lo cierto es en los últimos años cuando nos han ofrecido un nuevo trabajo no nos han defraudado. Incluyo, incluso, su anterior disco de versiones “Perversiones” que pese a fusilar a su manera los temas nos dejó un gran sabor de boca.

 Ahora con “A Muerte” nos presentan 10 nuevos temas directos, cañeros, agresivos y muy frescos, Entran a la primera y te garantizan adrenalina desde que nos sacuden los riffs del homónimo tema con el que abren la obra. Toda una declaración de intenciones con la que nos subimos a este barco en un mar embrutecido que sigue sacudiendo nuestros oídos de manera contundente con “Humo Y Polvo”,  destacadísimo tema con la inmigración como temática. Los cambios de ritmo del mismo dinamizan la escucha de un disco que es algo más que agresividad. Y es que agresividad la hay por un tubo, pero también se hace variado gracias a temas donde se remarca un ritmo más cadencioso como en el caso de “Adiéstrame”.

La banda se mueve en el filo del metal y el punk, acercándose más a este último estilo en el descriptivo “Ruina”. “Así De Imperfecto” se planta altivo ante la religión aceptando nuestros propios pecados como algo tan natural como el sonido que encuentra aquí la banda. “Pata Negra” es un orgulloso homenaje a sus raíces andaluzas, mientras que “9 mm” mantiene la directa hacia temas con la mala ostia de “La Puñalá” o “Involución”, cerrando con un “Diabólika” directo que aún inyecta un poco más de nervio para finiquitar una escucha de media hora intensa y sin desperdicio.

No descubriremos nada nuevo en ellos, pero se muestran en forma y añaden nuevo material que garantiza explosivos directos.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

www.brutalthin.com