CRÍTICA: MUTACIÓN – CABEZA DE METAL

 

MUTACIÓN

(Cabeza De Metal)

7´5/10

 

 

Hay bandas con las que uno parece viajar en el tiempo. Y es que este trabajo de los chilenos Mutación que se editó en 2019 si nos dijeran que es una joya oculta del metal de los 80 nos lo tragaríamos seguro. Y es que estamos hablando de una banda con referencia clara a la primera época de la NWOBHM, aunque cantando en su idioma natal nos pueden recordar a bandas españolas de los 80. El problema que tienen los grupos que se decantan por un sonido tan revival es que en no pocas ocasiones quedan tan fuera de contexto que no acaban de sonar creíbles, pero no es el caso de Mutación, que suenan auténticos, con una credibilidad a prueba de bombas. No están jugando a ser lo que no son; esto es lo que llevan en vena y eso se nota en un trabajo de corte clásico hasta en su duración, con 8 cortes despachados en apenas 35 minutos.

Igual te suena trillado encontrarte con una canción que se llama “Heavy Metal” de entrada, pero te aseguro que es un himno cargado de pasión. Ya la agilidad rítmica y de las guitarras engancha de manera irremisible si añoras el heavy metal menos edulcorado y más tradicional. Con un sonido afilado, que no busca ser perfecto y que resulta del todo natural. Un encanto que con las nuevas producciones se ha perdido y que aquí queda recogido plenamente.

“Éxtasis” me suena  mucho a los Saxon de los 80. Resulta curioso que en sus dos anteriores obras se nos apunte que la banda tenía un sonido mas setentero, con presencia de un teclado de que ahora prescinden, porque así de crudo el grupo suena de lujo. Y para ejemplo otro himno de puro heavy metal como “Cabeza De Metal”. Tras tres temas afilados y fulminantes pasamos a tesituras algo más densas con “Sobredosis”, aunque posteriormente “El Vuelo” es de nuevo un aguijonazo prácticamente power. “Hechizo” por el contrario juega con melodías más hard rockeras, al igual que “Sicosis”, cerrando de nuevo con una veloz cabalgada como “Escape”.

En definitiva, puro heavy metal. Facturado en el siglo XXI, pero como si lo hubieran conservado en una nevera desde hace 40 años para salir a día de hoy como si no hubiera pasado el tiempo. Esto es una ofrenda que sabrá valorar todo metalero de la vieja guardia o los que siendo más jóvenes quedaran prendados de aquel estilo primigenio.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Rock Estatal Records

Fecha de lanzamiento: 30 de agosto de 2019