CRÍTICA: COFFEINNE – REQUIEM

 

COFFEINNE

(Requiem)

9/10

 

 

Por diferentes motivos he tardado en escuchar íntegramente este segundo disco de Coffeinne. Un trabajo que venía a consolidar el proyecto iniciado por el guitarrista David Villareal y el vocalista Iñaki Lazcano. Con lo que escribo estas líneas cuando tras demasiados meses de parón generalizado por la crisis sanitaria la banda se encuentra oficialmente desactivada. Y es que la edición de esta joya del metal melódico contemporáneo coincidió prácticamente con la llegada del estado de alarma. Eso no quita para que “Requiem” sea un trabajo enteramente recomendable ahora y en cualquier momento del futuro en el que te puedas interesar por él. Así que dejo aquí estas pequeñas líneas.

Los que ya escuchasteis y apreciasteis el debut “Circle Of Time” ni os sorprenderéis ni os decepcionaréis, porque la obra sigue la estela de ese gran debut. Si acaso se puede notar un asentamiento mayor y un mayor acoplamiento en el grupo en todos los sentidos, contando ya en la banda con los viejos compañeros de batalla de Iñaki, Pako Martínez en la batería y Miguel Manjón en el bajo que ya se unieron para presentar en directo el debut de Coffeinne. Una base rítmica que garantiza la solidez sobre la que se asientan el virtuosismo de David y la calidad de Iñaki, a su vez con un aura más moderna con ciertos arreglos que dan una atmosfera actual a los temas de Coffeinne.

El caso es que en todos los temas las virtudes de los músicos están a disposición de composiciones que lo mismo pueden gustar a seguidores del metal más actual y contundente como a los seguidores del hard rock melódico, porque en ese punto intermedio han casado perfectamente guitarrista y vocalista para crear algo con un punto característico en medio del sinfín de discos que se editan constantemente.

Compositivamente son canciones clásicas con estribillos muy marcados en los que la voz de Iñaki emociona, sabiendo buscar algunos puntos mas agresivos en su voz melódica, aprovechando ese deje natural rasgado que siempre ha atesorado y que ha plasmado a lo largo de toda su carrera con Airless. Así se aprecia en temas tan cañeros como el inicial “Frozen Seas”. Y si bien están claros los cánones del grupo el disco no deja de tener versatilidad y dinamismo, con temas que juegan con diferentes grados de agresividad, llegando a momentos más netamente hard rockeros como “Never Again”. Pero todo el recorrido por el disco es una delicia en la que no te vas a aburrir con nuevos matices en canciones tan luminosas como “Wake Up” u otras de tinte más oscuro como “The Showdown”, sin dejar de lado algunos virajes progresivos en temas tan elaborados como “Crash And Burn” donde no dejas de descubrir una nueva vitalidad. Y para rematar Timo Tolkki se marca una genial colaboración en el redondo final con el homónimo “Requiem”. Otro toque de distinción.

En ese sentido, me recuerda a Airless, por ser una música cuya melodía atrapa de primeras, fácil de escuchar, pero con detalles de ejecución muy ricos. Eso sí, estilísticamente están en un extremo completamente diferente. Iñaki aprovecha sus recursos y cualidades sin forzar un cambio en su estilo, dejando que instrumentalmente el grupo lo lleve a un palo diferente al que le hemos conocido muchos años atrás. Codo con codo con el vocalista individualmente David se luce, pero siempre fundiendo su virtuosismo con un sentimiento que va como anillo al dedo para la voz de Iñaki. Lástima que la pandemia haya paralizado proyectos como este, que siempre se pueden retomar en el futuro. Y lo que está claro es que obras tan brillantes como “Requiem” ya no nos las quita nadie.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Art Gates Records (www.artgatesrecords.com)