CRÍTICA: IRON SAVIOR – SKYCREST

 

IRON SAVIOR

(Skycrest)

9/10

 

 

Algún día tal vez se reconozca del todo el papel de Piet Sielck en el heavy metal internacional. Un hombre que ha trabajado codo con codo dando algunas de las bandas que luego han sido de las más laureadas del heavy metal, mientras que sus Iron Savior siempre se han quedado en un discreto segundo plano pese a que la trayectoria y el nivel del grupo está fuera de toda duda. Y en ese sentido este “Skycrest” vuelve a ser otro seguro de vida para todo amante del heavy metal de tinte alemán que sigue reivindicando el presente del estilo. Es decir, que si estás atravesando una crisis de fe en algún momento sobre la vigencia del heavy metal de toda la vida, sobre su actual estado de salud, puedes agarrarte sin miedo a caerte a lo último que nos presenta Iron Savior, porque mínimo no defrauda. Y en este caso, no solo eso, sino que han ofrecido un disco digno de celebrar que va a marcar a fuego en sus seguidores nuevos himnos.

 “Skycrest” es otra lección de fe heavy metalera. Un trabajo que tiene todo lo que debe tener. Una base rítmica fornida y ágil, unas guitarras protagonistas y con libertad para crear endiablados solos y esa voz aguerrida marca de la casa revestida en algunos estribillos de coros que crean himnos inmediatos, haciendo que cada uno de estos temas pueda tener impacto en unos directos donde la banda no defrauda, porque lo que ofrece en estudio es simple y llanamente lo que una banda de heavy metal puede ofrecer sin ningún tipo de edulcorante.

Y no hay mucho más que añadir. Es un disco de impecable producción, aplastante y sólido, que ni reinventa el estilo ni pretende hacerlo. Solamente le da una fuerte base en la que apoyarse en el presente porque grupos como Iron Savior siguen tan inquebrantables como siempre, demostrando que se puede ofrecer puro metal alemán con frescura bien entrados ya en el siglo XXI para alborozo de los más puristas.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: AFM

Fecha de edición: 4 de diciembre de 2020