CRÓNICA: EASY RIDER

EASY RIDER

 

EASY RIDER

Viernes 6 de noviembre de 2021 – Sala Groove – Portugalete (Bizkaia)

 

 

Tras más de año y medio sin asistir a un concierto en directo, definitivamente Easy Rider han sido los que me animaron a volver a una sala de conciertos en esta “nueva normalidad” donde, pese a haberse levantado muchas limitaciones, sobre todo en cuanto a aforo se refiere y, por supuesto, la obligatoriedad de permanecer sentados; se empiezan a respirar sensaciones parecidas a las anteriores a marzo de 2020. Aun se siguen aplazando conciertos internacionales por la dificultad de planear una gira ante la diferente situación de cada país, pero de los que se están pudiendo realizar llegaba a través de redes sociales un excepcional ambiente, sin distancias y pudiéndonos reencontrar con gente a la que en muchos casos llevábamos muchos meses sin ver.

EASY RIDER
EASY RIDER
EASY RIDER
EASY RIDER

Así que era una oportunidad para no dejar pasar, puesto que además teníamos oportunidad de ver a una banda mítica, formada allá por 1988, aunque fundamentalmente arrancando y consolidándose con el resurgir que el heavy metal tradicional experimentó en una época intensa que comprendió finales del pasado siglo y principio del presente. En aquel espacio Easy Rider dejó para la posteridad algunos trabajos que hoy podemos considerar clásicos, aunque puedan ser joyas un tanto escondidas para el público más generalista del heavy metal.

EASY RIDER
EASY RIDER

Quedó claro este hecho en una noche en la que Easy Rider actuaban sin acompañamiento en el cartel. Todo el que allí se dio cita era un verdadero fan de la banda, teniendo discos como “Lord Of The Storm” o “Evilution” en una consideración muy elevada en su discografía particular. Solo hubo que comprobar la reacción del personal, volcándose posteriormente con la banda.

EASY RIDER
EASY RIDER
EASY RIDER

Una banda que aunque realice esta gira mirando hacia el pasado, rescatando para su nuevo disco “Metamorphosis” algunas canciones de sus tres primeras obras grabado por su nueva formación, ha entrado en una nueva era con los cambios en la batería y, fundamentalmente, en la voz. Y es que es evidente que quien se hace cargo del micro en una banda marca sobremanera y acapara la mayor expectación de los seguidores. Pero no quiero dejar de mencionar la entrada en la batería de José Roldán, compaginando junto a Javier Villanueva su labor en Easy Rider y Nocturnia. Y no lo destaco gratuitamente, creo que su aportación en una banda exigente a nivel rítmico como Easy Rider es muy de destacar. Y lo digo ya habiendo visto lo que desempeñó en directo.

EASY RIDER

Por otro lado, evidentemente muchos ojos se clavarían esta noche en Dess. Flamante nueva vocalista de la banda que tras una cancelación hace ya unos cuantos meses hoy por fin se presentaría ante el público vizcaíno. Y vaya que no defraudaría una cantante con un registro que se acopla como un guante al estilo de Easy Rider. Indistintamente de que haya un cambio de sexo en el micro, Dess cuenta con un heavy registro afilado que se adapta a la perfección a los temas ya registrados por la formación vallecana.

EASY RIDER

Por otro lado, desde bien pronto apreciamos la soltura que la vocalista mostraría tanto esgrimiendo ese registro, como a la hora de ir animando al público, con una actitud igualmente propicia para arrastrar consigo al personal. Y para ello no faltaron una colección de canciones de un alto nivel compositivo y con gran exigencia a la hora de ser ejecutadas sobre un escenario, temas que fundamentalmente nos llevaron a aquellas tres primeras obras con Eugenio Garañeda como cantante. Comenzando con su debut “Perfecta Creación”, donde aun la banda recogía temas en castellano como el homónimo u “Ojos De Fuego”, con el cual el grupo abrió con buen sonido y con un equipo de luces mejorado en la sala Groove de Portugalete. Hay que quitarse el sombrero ante la gente que sigue manteniendo en pie ante las dificultades este tipo de recintos para disfrutar de la música en vivo, no solo capeando el temporal, sino invirtiendo en mejorar las condiciones.

EASY RIDER
EASY RIDER

Una vez encendida la mecha su recorrido se iría intensificando con tres temas de su segundo disco “Lord Of The Storm”, mi favorito probablemente en desacuerdo con una mayoría de sus seguidores, pero considero que aparte de ser el despegue definitivo  de la banda y el disco con el que les conocí, era un equilibrio perfecto entre el power metal y el progresivo que ha caracterizado a la banda. Y un disco con temas que para el directo resultan tan impactantes como “See My Eyes”, Lord Of The Storm”, con Dess animando a que la gente acompañara en el estribillo, y “Seven”, con la vocalista clavando esas tremendas melodías.

EASY RIDER

Tras un primer tramo arrasador llegaba el momento de relajar un poco el trayecto con “Tiempo”, con la vocalista haciendo una pequeña reflexión sobre lo importante que es aprovecharlo. Sería tan solo un pequeño respiro porque “Changes” volvería a reactivar al personal que incluso se animaría con los habituales oes al final de su interpretación. Son tiempos complicados, y aunque eso no se deja de respirar en el ambiente, el público se mostró animado y con estos pequeños detalles, pero fundamentales en los directos, que tanto añorábamos en estos últimos meses.

EASY RIDER

Pese a centrarse en sus primeros álbumes se agradece que la banda tampoco olvide temas como “Defiance”, de un trabajo que ha quedado entre dos aguas como “From The Darkness”, un retorno de la banda fugaz a nivel discográfico pero que aún con Ron Finn nos dejó esta gran obra. Sin embargo, quedó muy claro ante la reacción del personal que la obra maestra de Easy Rider para la mayoría de sus seguidores es “Evilution”. Muy celebrado el tramo dedicado al mismo que ya con “Wormwood” marcaría un punto álgido, haciendo que muchos incluso dieran un paso al frente para acercarse al escenario.

EASY RIDER
EASY RIDER

Lo que queda claro es que son temas que dieron un salto importante en cuanto a elaboración y técnica para el grupo, donde la labor de cada músico es fundamental y donde la compenetración de la vieja guardia conformada por las guitarras de Javier Villanueva y Daniel Castellanos junto al bajo de Jose Villanueva es clave para ir pasando por todos esos pasajes complejos que requieren temas como “Babylon The Great” o el propio “Evilution”, en el que Dess nos descubrió que fue la primera canción que escuchó de la banda hace ya dos décadas. Para rematar este celebrado tramo las interpretaciones de “The New Jerusalem” y Blazig Fire Victory” no defraudarían para nada. La banda ya amagaba retirada con “Visions” y “Where Angels Fly”, que pertenecientes respectivamente a “Animal” y “Regeneration” acabarían por dar representación a todas sus obras.

EASY RIDER

No se harían mucho de rogar los madrileños, que tras abandonar unos segundos el escenario regresarían para retomar dos clásicos de los primeros discos de la banda como “Savage Rage” y “Strangers”, precedido de su intro “Vampire Prelude”, y que con el público entregado y con la banda echando el resto cerrarían su añorado paso por suelo vizcaíno.

EASY RIDER
EASY RIDER

Una cita que no defraudó para nada a sus seguidores, esperando que ya con nuevos temas creados por y para su actual formación y, ojalá, ya en una plena y total normalidad podamos repetir no ha mucho tardar. Porque ellos mimos ya han anunciado que están trabajando en nuevas canciones y porque siempre es buena noticia para el heavy metal en general que veteranas bandas de esta envergadura se encuentren activas. Estos son además de los que con más atrevimiento se han lanzado a la carretera en estos tiempos extraños, así que de ahora en adelante que nada les pare.

Texto y fotos: Antonio Refoyo (antonio@lamiradanegra.es)