CRÍTICA: HESIAN – HASIERA

 

HESIAN

(Hasiera)

7´5/10

 

 

Hesian es una banda con constancia y trayectoria, llegando a la edición en 2018 de este “Hasiera”, que ni mucho menos es un comienzo para una banda que alcanza su octavo disco. Un disco de rock enérgico y colorista que transmite mucho positivismo, aunque en su trayecto haya canciones más intimistas como “Maitasun Faltsuari” o el emotivo y acústico “Begi Bustiak”. Sin embargo, el colorido de los vientos le da un chute de luminosidad a toda la obra, así como la alternancia de voces masculina y femenina. “Ez Dago Printzerik” es un gran ejemplo para hablar de la versatilidad de una banda que no deja de ofrecer cortes marcados por un estilo siempre accesible y enérgico, pero siempre con puntos muy diferenciados. Y ante todo es una obra que trasmite sincera pasión y credibilidad, como bien refleja “Nire Bihotza” o el reivindicativo “Plazandreak”. Hay medios tiempos como “Ida(ha)zten”, que de nuevo se sumerge en los sentimientos más personales, con alternancias emocionales que dejan muy al desnudo los sentimientos más sinceros. Es una banda que nos abre el corazón, como sigue demostrando “Disfonia”. Pese a ese juego sutil y a su estilo abierto a muchos públicos, no pierden el rugido de guitarras distorsionadas que siguen apreciando en “Iluntasuna Naiz”, “Begiak” o el final “Ziklikak Gara”, que deja el disco en un punto muy alto de intensidad. Un disco muy sincero, musicalmente abierto, con energía positiva a pesar de plantar cara a algunos aspectos dolorosos de los sentimientos humanos. Engancha tanto por la facilidad que nos dan para identificarnos con ellos como por un estilo directo que saben moldear de manera muy natural.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Baga-Biga (www.baga-biga.eus)