CRÍTICA: SOMAS CURE – LA COLMENA

 

SOMAS CURE

(La Colmena)

8´5/10

 

 

10 años gestando un estilo propio dentro del actual panorama metalero son los que llevan Somas Cure. Y han conseguido afianzar un estilo emergido desde la inquietud de quien no se conforma con ceñirse a unos estándares que ellos son capaces de romper a la vez que mantienen el objetivo final de hacer música, que no es otro que facturar canciones que atrapen al personal y, sobre todo, que le emocionen.

Ese estilo propio, si no innovador, sí con la capacidad de aportar algo propio a la escena; y esas canciones que erizan el bello se plasman en “La Colmena”. Un disco con el que la banda sigue evolucionando. Tal vez acercándose a posturas más melódicas de forma general, con temas que pueden estar teñidos de un aura más Sôber como “Salto De Fe” o “La Cura”, donde la voz de Txema Fonz es pura elegancia arrastrándote con él por su natural atracción.

Los temas suenan muy potentes pese a esa preponderancia de voces limpias, con una producción de lujo por parte de Andy C., registrado en los Cadillac Blood Studios y con la mezcla de Carlos Santos en Sandman Studios y masterización de Jens Bogren en Fascination Street Studios (Suecia). Todo ello resalta los contrastes de tesituras, que a nivel vocal nos lleva por derroteros guturales en momentos puntuales del disco, como el demoledor “La Plaga” o “Iglesia De Humo”. Y es que la banda tampoco pierde esa vertiente más agresiva. Por otro lado, se guardan momentos más sentimentales como el medio tiempo “Balas De Plata”, que resulta muy especial y doblemente emotivo.

Tan solo algunos temas destacados dentro de un disco muy completo para cualquiera que busque personalidad dentro del metal contemporáneo. Siguen seguros de sí mismos por su camino creando canciones emotivas, elegantes, marcadas por la contundencia y la melodía, con reservas para la agresividad que es verdad que se ha dosificado con respecto a trabajos pasados para dar más cancha a unas melodías limpias muy destacadas y con gran fluidez, con múltiples contrastes entre potentes riffs de guitarra y algunos samplers que generan una sugerente atmosfera, así como una versatilidad en los ritmos que le dan a los temas una agilidad que elude cualquier atisbo de aburrimiento en un oyente atento, capaz de caer fácilmente en las melodías y en los trabajados estribillos, pero también de degustar un enorme trabajo compositivo.

Con todo ello responden a la alta exigencia autoimpuesta en su carrera con un disco que les sigue afianzando como una de las bandas destacadas en el presente del metal.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Rock Estatal Records

Txema Fonz – Voz

Darío Gómez – Batería

Borja Iglesias – Guitarra/solos

Álvaro Longarela – Guitarra

Víctor Pérez – Bajo/Coros