CRÍTICA: ZENOBIA – VI

 

ZENOBIA

(VI)

8´5/10

 

 

Imparables siguen Zenobia en su trayectoria, sin que los cambios de formación, con la salida de la banda de Victor de Andrés y la entrada de Mario Suarez y Marcos Lorente en las guitarras, ni la actividad en solitario de Jorge Berceo o su trabajo con Avalanch les frenen en sus ansias de ofrecer con bastante asiduidad un nuevo trabajo de heavy metal de los que dan en la diana de sus seguidores con un garantizado nuevo puñado de himnos.

De nuevo lo han vuelto a hacer, dejándose notar los cambios en algunos guiños novedosos. Tal vez el más llamativo sea la presencia más protagonista del teclado. No parece casual que la intro que da título a la obra sea marcada por este instrumento, creando un aura que rompe en unas afiladas guitarras en “Sin Perder La Pasión” a las que se adhiere el teclado para acabar por crear un estilo muy Rainbow, aunque la personalidad de Berceo hace que enseguida reconozcamos la personalidad marcada ya a fuego en el heavy metal hispano de Zenobia. Las letras vuelven a estar buscadas, con mensajes que cualquiera puede comprender, como este de inicio, pero calando hasta el alma de quien lo escucha.

En guitarras ha ganado agilidad con la nueva formación, con temas que no dejan de desprender mucha vida, como “La Danza De Diablo”, tema pegadizo donde Jorge deja patente su crecimiento como vocalista a lo largo de los años. “Tu Amistad” es un tema emotivo con una letra que llegará al corazón de cualquiera. Con otra temática aparece “No Me Dejes Caer” con un riff más duro, aunque la melodía sobrevuela en la voz con un estribillo marca de la casa. “No Me Dejes Caer” es un tema cargado de pasión que da paso al potente “Buscando Una Luz”.

“Sigo Rugiendo” es una nueva declaración de intenciones, con un espíritu de nuevo muy Rainbow o Purple. Además del protagonismo del teclado, parece que las guitarras se sienten muy cómodas en esta tesitura. Un tema aparentemente sencillo, pero con muchos matices. En ese mismo sentido “Jamás” cuenta con un gran trabajo guitarrero y un gran solo, antes de llegar a “El Laberinto”, elaborado tema con una segunda voz femenina que da mucho color en el gran final del disco. Un disco al que no le falta la emotiva balada “Mi Mundo Por Volver”, con un aura muy melancólica, cerrando con “El Príncipe De La Oscuridad”, que es como una traca final donde ofrecen muchos detalles en un tema elaborado y completo donde no faltan detalles de guitarras y teclados, una buena colección de cambios de tesitura y unas buenas melodías donde se luce de nuevo la voz

En definitiva, Zenobia siguen rodando con una gran fluidez, creando canciones que hacen de la sencillez un virtud para atrapar al personal más fiel al heavy metal tradicional al que Zenobia hace mucho ya inculcaron su propia marca. En esa senda siguen.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Maldito Records (www.malditorecords.net)

Fecha de edición: 4/09/2020