CRÍTICA: LEPROSY – THRASH

 

LEPROSY

(Thrash)

7´5/10

 

 

Todo un lujo recibir en mis manos el nuevo lanzamiento de una de las bandas pioneras de Mexico. Casi 30 años son los que llevan Leprosy en activo, capitaneados por Alberto Pimentel en la voz y la guitarra, con una nutrida carrera discográfica.

El disco lleva un explicito título que bien puede darnos a entender la caña que posee la obra, pero no dejan de lado algunos otros estilos como el death o el heavy metal de corte tradicional, con alguna pincelada experimental como el interludio ambiental “Altura Magnificente”, que puede sorprender llegando algo pronto, justo después del agresivo arranque “Desear Un Funeral”, que es todo un torrente de despiadado metal extremo a la máxima potencia. Sí que se hace más thrash la banda con la mordiente de temas como “Buitres De La Ciudad” o “Histeria”, pero en ningún momento la obra se hace lineal con alguna sorpresa como la revisión de “Rock And Roll” de Plasmatics, que les ha quedado en una línea muy del heavy rock de los 80. La trama central de la obra se vuelve precisamente más heavy metalera, con un trato en guitarras más limpio y melódico en  “Aquí Estoy” o “Volver A Nacer”. Incluso se atreven con algún arreglo orquestal en “Confeso” antes de que “Tambores De Guerra” vuelva a apretar los dientes. “Tormento Nocturno” vuelve a meter algún arreglo extra en el arranque, demostrando una vez más que partiendo de la tralla la banda abarca otros terrenos. “Llora Chiapas” es un crudo tema, cerrando con un completísimo “Cuando Mis Ojos Se Cierren Para Siempre”.

Viniendo de terrenos más extremos seguro que alguno echará en falta una mayor tendencia death en la obra, pero lo cierto es que personalmente agradezco la apertura a otros estilos, quedándoles un trabajo muy variado que abarca de manera amplia y pasional una esencia bastante ochentera. Seguramente a los que añoren aquella época sin excluir estilos por su mayor o menor agresividad disfrutarán de todo este álbum.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)