CRÍTICA: GONG – THE UNIVERSE ALSO COLLAPSES

 

GONG

(The Universe Also Collapses)

8/10

 

Si una banda atiende al concepto de atemporal esos son Gong. Tan atemporales que han sobrevivido como banda al fallecimiento en 2015 de su líder fundador Daevid Allen, siendo este ya el segundo disco sin él. Y como banda ya son más de 50 años de una trayectoria que visto lo visto podría extenderse mucho tiempo mientras los componentes de la banda capten tan bien el espíritu de un grupo que se salta todo tipo de normas.

Uno escucha estos cuatro cortes de sicodélico rock progresivo y no sabe si catalogarlo como una obra con el libre espíritu de los 60 o los 70 o una obra futurista y marciana a más no poder. Qué contradictoria y ambigua puede ser la música, sobre todo cuando da libertad para crear un orden tan aleatorio, pero tan perfecto y natural como el propio universo.

Lo cierto es que son un rara avis en estos tempos donde se lleva el consumo rápido, pero sus sonoridades pueden llegar a ser rupturistas. Los oídos más acomodados se pueden hacer a un lado, porque van a naufragar en este mar con oleaje variable, mientras que los que busquen algo fuera de lo habitual y le gusten los discos a los que les vas a sacar detalles aunque los escuches mil veces tienen aquí un disco que le promete seguir sorprendiéndoles dentro de muchas décadas. Apuesto a que en el futuro una obra así encajará por encima de cualquier moda.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Top Artist Promotion (www.topartistpromotion.com)

Fecha de salida: 10 de mayo de 2019