CRÍTICA: RHODIUM – SEA OF THE DEAD

 

RHODIUM

(Sea Of The Dead)

9/10

 

Me apunto a los griegos Rhodium como otro de los descubrimientos de este 2020, aunque oficialmente “Sea Of The Dead” se editó en diciembre de 2019. Es ahora cuando yo he disfrutado a fondo de este segundo disco, precedido de un debut editado en 2018 bajo el título de “Scream Into The Void”.

Pues esta segunda obra es todo un discazo de heavy metal muy marcado por el espíritu de los 80, sobre todo a nivel vocal esos agudos van a hacer las delicias de los más clásicos. Sin embargo, el grupo cuenta con una producción completamente actual y no se queda en lo básico del estilo, solo que estira el abanico de posibilidades hasta el punto de pasar por terrenos de contundencia thrash en algunos riffs, otros cortes resultan más progresivos y en algunos momentos explotan aspectos melódicos más cercanos al hard rock sin dejar de lado acercamientos al power europeo.

La instrumental “A Path Of Wrath” abre la obra con un espíritu también muy tradicional, dando paso a “Man Of Honor”, un tema cuyas melodías atrapan, pero con unas guitarras muy sólidas y heavies. Ya apreciamos como la voz explora de manera impecable diferentes registros, modulando la voz de una manera que me recuerda por mementos a Midnight de Crimson Glory. Tampoco le falta un punto de Queensrÿche o de  King Diamond en algunos temas un poco más oscuros como es el caso de “Sisters Of Fate”.

El filo heavy no lo pierden en ningún momento pudiendo recordar en parte a los Black Sabbath de la época de los 80 con temas más densos como el homónimo de la obra, donde también saben tratar un aspecto un poco más ambiental. La obra se hace de lo más completa, siendo un trabajo donde tampoco falta algún medio tiempo, elaborado y saliéndose de lo preconcebido a pesar de rezumar influencia del heavy metal más puro como ocurre en “Tapestry Of Time”. Por otro lado, hay espacio también para algún tema más directo y contundente como “Delirio”.

Nos explica la banda que si bien no es una obra conceptual, la mayoría de las canciones tienen un denominador común, el hombre y su batalla por la supervivencia, alternando crudeza e introspección de una manera muy equilibrada para que el disco tenga diferentes capas que ir explorando con sucesivas escuchas. Es una obra que entra muy bien por su melodía, que tiene el golpe contundente del heavy metal y a la vez te lleva por diferentes pasajes para acabar por atraparte en una escucha de lo más enriquecedora. Sin salirse de los cánones del heavy metal tradicional es un disco que aporta mucho a todos aquellos que quieren un metal con su mayor fuente de influencia en los 80 pero con una evolución coherente hacia el presente.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Sliptrick Records (www.sliptrickrecords.com)