CRÍTICA: THE FOXHOLES – KONZERT

 

THE FOXHOLES

(Konzert)

7/10

 

Una gran sorpresa la que nos llevamos con la edición en directo de este trabajo de los catalanes The Foxholes. Registrado el 8 de febrero de 2019 en el Centre Cívic Garcilaso de Barcelona, este es un disco que tal vez sin el confinamiento que hemos vivido no hubiera visto la luz, según palabras de la propia banda, pero a falta de conciertos y con el tiempo que todos hemos tenido estos días, la banda decidió dedicarse a hacer la mezcla y ha quedado un trabajo con 10 temas que dejan bien a las claras la genialidad de una banda con 7 discos editados y un trabajo constante escapando de etiquetas.

Aunque se centren más en sus últimos discos para el repertorio, esa ha sido la constante desde que conocemos a esta formación que como trío es capaz de ofrecer un abierto estilo progresivo que sin excesivas complejidades pasa por encima de todas las etiquetas. Y es que ahí reside la grandeza de esta banda, que no basa su camaleónico sonido en hacer un popurrí ininteligible, sino en ofrecer canciones que simplemente te chocan al oído, pero a las que si le das oportunidades te atraparán.

Y es que en temas como “Tu Realidad” se pueden acercar al pop, pueden llevar un toque alternativo muy del rock británico de los 90 como en el caso de “Tiny Speck”,  pueden aportar a las guitarras un mayor peso y contundencia para acercarse al metal en “Goldminer Song”, algo que se mantiene en ritmos y guitarras en “La Ciencia De La Confusión”, aunque con una línea vocal fácil de seguir. De nuevo pasamos por la accesibilidad de “Tierra Ni Hogar”, añadiendo un aditivo más punk a “Invader Proxy”, con un punto más eléctrico y directo. “Mephistopheles” se hace más oscuro, pero su estribillo es memorable, llegando a la recta final del trabajo con “Betrayal”, donde demuestran la versatilidad que se puede tener con acordes que no buscan ningún tipo de virtuosismo, pero que brillan con un sinfín de tonalidades. El vacilón “De Tus Manos” juega con ritmos agiles y adictivos, cerrando el directo con el pegadizo “King Cujo”, seguido por el personal presente en la sala.

Es un directo modesto, pero la banda suena con una nitidez que hace justicia a su originalidad, a lo mostrado en sus anteriores trabajos. Es decir, que aparte de un punto y seguido en su trayectoria con un reflejo de la naturalidad sobre un escenario también puede ser una buena forma de conocer a una banda con originalidad y personalidad a raudales.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

www.thefoxholes.com