CRÍTICA: DÉBLER – ADICTIUM

 

DÉBLER

(Adictium)

8/10

 

 

Hay veces que no queda otra que poner el foco en las bandas que vienen haciendo bien las cosas. Es el caso de Débler, que con el apadrinamiento de Txus Di Felletio de Mägo De Öz, que se ha hecho cargo de la producción, están consiguiendo llegar a un buen número de seguidores, llenando salas incluso cuando se trata de presentar nuevo disco en su ciudad. Pero aparte de ese empujón que pueda suponer su vinculación con unos Mägo con los que alguno de los músicos de Dëbler han colaborado en directo, hay que reconocer que estamos ante una banda de power metal con tintes folk de calidad, que suena pulcra y que es capaz de crear canciones con suficiente riqueza en arreglos y detalles, pero también con mucho gancho para un público que quiera corear sus canciones hasta la saciedad.

La épica nos traslada a un mundo de Peter Pan con “Tempus Fugit”, con un texto narrado de manera muy cinematográfica que arranca esta revolución que se torna imparable con el arrasador “Nunca Más”, donde apreciamos cómo la banda es capaz de ir directa y veloz, pero muy bien arropada por aspectos clasicistas que van más allá del violín. El sonido de las ampulosas bandas italianas en algún momento tampoco se aleja demasiado de lo que practica el grupo. La mezcla de melodía y contundencia, de elaboración y a la vez de encontrar un gancho muy directo con el personal lo apreciamos en “Polvo De Estrellas”. Se hace accesible, pero a la vez no dejas de percibir detalles, animando a dar sucesivas escuchas al trabajo. Toda batalla requiere un espacio para la fiesta, algo que llega con el gamberro “A Esta Ronda Invito Yo”, dando paso a “Adictium”, que es un buen ejemplo del estilo de Débler. El estribillo es redondo.

Con “Grita No” entramos en pasajes algo más oscuros dentro de su metal melódico. También hay espacio para una bella balada como “Me Perderé En Tu Cuerpo”, con gran aportación en teclas por parte de Javi Diez de Mägo. Un tema sutil cargado de destellos. Da paso a un cañonazo como “Recto Hasta El Amanecer”, con la colaboración de Leo con el que se bate en duelo Ruben, que tiene un registro natural que maneja a su antojo, sin tener que entrar a competir con nadie. Simplemente ambas voces se entrelazan de forma magistral.

“Violar Y Rezar” es un tema contundente y crudo, deja a un lado la velocidad para ganar en potencia, muy acorde con el texto que contiene. La obra no decae con otro exponente de melodía, no exento de un buen trabajo guitarrero como “Un Mundo extraño”, cerrando con un veloz “Nuestra Revolución” que deja impresa una declaración de intenciones para una banda con muchos alicientes para que los seguidores del metal melódico, a medias entre la épica, el folk y el sinfónico vayan sumándose a su rejuvenecedora revolución.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: On Fire