CRÓNICA: THE NAME + ANTIGUA

 

THE NAME + ANTIGUA

1 – 02 – 20

Portugalete (Sala Groove)

 

 

Se dice que hay que olvidar para no repetir la historia, pero cuando esta es tan bonita no está de más recordarla para que vuelva a ocurrir. Dos años más tarde volvíamos a tener en Bizkaía a The Name y a Antigua en un mismo cartel, rememorando lo vivido entonces en la sala Edaska de Barakaldo. Sin disco nuevo bajo el brazo, ambos presentando sus últimos discos “Momentos” en el caso de los vizcaínos y “5.2” en el caso de Antigua.

ANTIGUA
ANTIGUA

Pero hay quien dice que la historia nunca se repite… pero rima. Y eso se puede aplicar en el caso de unos conciertos, donde las emociones siempre se disparan de forma diferente. Cada momento es único e irrepetible en la vida, con lo que es mejor aprovecharlo. Y eso es lo que hicimos con dos bandas que siguen transmitiendo entre ellas una camaradería y amistad que se traslada a los asistentes a sus conciertos. Dos bandas que son capaces de emocionar y trasmitir como pocas, que de eso se trata en la muisca.

ANTIGUA
ANTIGUA

Y para emociones las que trasmite un auténtico mago de la voz como Juan Olmos. Un hombre al que por fin, después de unos últimos pasos por aquí en condiciones mermadas, pudimos disfrutar con una voz pletórica con el que ha dejado un sello muy personal y reconocible en su Antigua, demostrando cómo se pueden estirar unas facultades vocales, manejando sentimiento y técnica a partes iguales.

ANTIGUA
ANTIGUA

La formación que  le acompaña se une a ello como un guante, con Marcos Tejedor en la guitarra acoplándose perfectamente a esa voz tan versátil y tomándole el testigo en los solos, contagiado por esas mágicas sensaciones; Apachete demostró su solvencia en la batería sabiendo dar el tacto diferente que cada momento necesitaba, mientras que el veterano al lado de Juan, Andrés Rodriguez, aporta muchísimo con un bajo lleno de sensibilidad y calidad, siempre al servicio de lo que cada composición necesita.

ANTIGUA
ANTIGUA

“Un Suspiro Es Todo El Tiempo” dejaba muestra de su más reciente obra de estudio, a la que darían recorrido con otros temas como “Papel Mojado” o “Siempre Sonreiré”, con Juan Olmos bajando del escenario para acercarse a un público al que siempre le gusta sentir de cerca. Lo especial que resulta ver a músicos de esta envergadura en el cuerpo a cuerpo, jamás se podrá igualar a la frialdad de los macro eventos. Y lo digo tanto por Antigua como por The Name, ya que ambos poseen un nivel de calidad muy superior a lo que su popularidad nos pueda dar a entender, siendo un tesoro demasiado exclusivo para lo que, entiendo, merecerían. Pero el público es soberano y esto solo es una opinión.

ANTIGUA
ANTIGUA

Temas de otros trabajos como “Si te Vas” o “Por Una Vez” se van engrandeciendo con el paso de los años, y no hubiera estado de más que no se olvidaran de algún otro que consideramos clásicos los que hemos seguido a la banda, pero en esta ocasión tiraron de más temas de su más reciente obra como “Trigo Limpio” o “Caí En La Red” que dejaron patente su apuesta por nuevos temas.

ANTIGUA
ANTIGUA

Tanto es así que incluso nos ofrecieron un tema que ya aparecerá en un siguiente disco. Si hacemos caso a lo que aparece en el set list escrito por la banda para el concierto se llamará “La Imperfección”, con un alarde por parte de Juan Olmos a nivel vocal sobresaliente. Labor que no le importó ceder en la rockera “Rock &n Roll Business” a Apachete que a su vez dejó su puesto en las baquetas para Fran Pesadillas de The Name. Por cierto, que estilo y chulería a Apachete no le faltó en el micro.

ANTIGUA
ANTIGUA

Otra colaboración sería la de Belén de The Asociados, que realizó un gran dueto con Juan en el blusero “Quiero Volar”, mientras que Guillermo de The Name nos dejaría otro espectacular momento en “Mi Verdad”, en perfecto y sincero entendimiento con Juan Olmos. Este se puso a los pies de todo un portento a nivel vocal en un estilo mucho más potente y my distinto al de Juan, pero igualmente natural.

ANTIGUA
ANTIGUA

Las versiones de “Reina de La Noche” de Miguel Ríos y sobre todo el mágico para describir un directo como “Es Nuestro Momento” de Asfalto sirvieron para conectar con un público entregado al cual Juan ofrecería el micro en “Que Empiece El Show” con el que terminaría la actuación literalmente fusionado con su público. Cuando el calor que unos músicos deben recibir son capaces de devolverlo de esta manera a sus seguidores creo que poco más se puede añadir en esta crónica. Solo si lo vives puedes entenderlo.

ANTIGUA

Esa imposibilidad de decodificar en palabras lo que suponen estas emociones es algo que también ocurre con The Name. Banda a la que llevo siguiendo desde la edición de su primera maqueta, entonces cantada en ingles, y que no ha dejado de apasionarme en cada uno de sus nuevos discos y en cada uno de sus conciertos. Me puedo repetir diciendo cosas que ya he dicho sobre ellos y tampoco es plan. Pero sí quiero añadir que probablemente los músicos que actualmente rodean a su pilar Guillermo Fernández sean los que más nivel han dado a la formación en toda su trayectoria. Y lo digo con todos los respetos a los músicos que han pasado por estas filas y que han aportado también lo suyo a lo que hoy es The Name. Ganas hay de comprobar lo que estos músicos puedan hacer en unas nuevas canciones.

THE NAME
THE NAME

De momento siguen presentando sus anteriores obras, con temas destinados a perdurar en el tiempo. “Momentos” sigue siendo su último trabajo pero el cañonazo “Rezar Por Ti” del anterior “Identidem” abrió la noche con la banda volcada en su intención de arrastrar consigo a todos sus seguidores. Y vaya si lo conseguirían, añadiendo más leña al fuego con el siguiente “Impostor” para entrar luego en otros terrenos más oscuros con “Cadenas” y “Sentido Irracional”

THE NAME
THE NAME

No tardarían demasiado en bajar a darse un paseo entre los presentes mientras seguían tocando tanto Guillermo como Pedro Hermosilla, un guitar hero en toda regla pese a la modestia con la que desarrolla su indiscutible virtuosismo.

THE NAME
THE NAME

Invitaron a que quien quisiera se subiera a cantar “Un Mundo Del Revés”. Gran single que refleja a la perfección el estilo de escuela tradicional pero con una huella completamente actual. Aceptaron el reto Rosa, la mujer de Guillermo y compositora de algunos temas de la banda; y Eduardo Calvo, guitarrista de Tenebra, Mi Dulce Geisha o Karbonizadores; y se lazaron a brindarnos uno de los grandes momentos de su descarga.

THE NAME
THE NAME

Aunque en concreto esta actuación de la banda la destacaría de principio a fin, resultando una de las más completas que creo haberle visto a lo largo de su carrera. Y son bastantes veces las que he podido disfrutarles.

THE NAME
THE NAME

Tras “El Despertar” llegó “Somnun” donde los músicos demostraron su gran nivel exclusivamente instrumental. No pierden el filo heavy, pero podrían derivar sin dificultad hacia tesituras progresivas, como mostraron los elaborados “Ira Y Valor” y “Esclavo” que le sucederían.

THE NAME
THE NAME

Si la versión de Asfalto de “Es Nuestro Momento” refleja a la perfección lo que suponen citas en directo como esta, no se queda corta “Parte De Ti” en el caso de The Name, que fue además uno de los momentos en los que más se volcó el público con ellos. Aunque a mi modo de ver su gran clásico es “Aun Sigo Ahí”, que no se quedó atrás en cuanto a respuesta del personal. Tema que agradezco enormemente cada vez que no falta en sus conciertos. Creo que sigue siendo a día de hoy un reflejo muy fiel de lo que esconde The Name en ese interior que  nos abre en cada actuación.

THE NAME
THE NAME

La versión de “Pull Me Under” de Dream Theater la ejecutaron con precisión. Y es que ya digo que su paso del heavy metal al progresivo no es algo que tengan excesivamente lejano, sin perder esas emociones que aquellos Dream Theater de principios de los 90 mantenían a flote por en encima de consideraciones técnicas. “Mi Realidad” nos acercaría al final el concierto de nuevo muy cantada por el personal.

THE NAME
THE NAME

La gran sorpresa de la noche llegó con la versión de “Seasons In The Abyss” de Slayer, que también bordaron estos cuatro grandes músicos que hoy en día conforman The Name y que esta noche nos ofrecieron otro momento irrepetible y muy difícil de describir. Hay que vivirlo.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)